El presidente de Rusia, Vladímir Putin, y de EEUU, Joe Biden, enviaron un mensaje al mundo en Ginebra, ya que con su cita demostraron que el diálogo es la solución a los conflictos y no la guerra, dijo a Sputnik el analista internacional del Instituto de Altos Estudios de la Defensa Nacional de Venezuela, Vladimir Adrianza.

«El mensaje es que la solución es el diálogo y no la guerra (…) es un indicio de comunicación y estamos hablando de las dos principales potencias mundiales de la tierra, que vivieron durante años la Guerra Fría, que trajo muchos muertos y consecuencias en muchas partes del planeta», expresó Adrianza en conversación con esta agencia.

Putin y Biden sostuvieron su primera reunión cara a cara el 16 de junio, en la que mostraron su voluntad para buscar un acercamiento de posturas.

En la cumbre, los mandatarios cubrieron una extensa cantidad de temas, y según Adrianza es de suma importancia tomando en cuenta la posición que ha tenido Estados Unidos contra Rusia.

«Es positivo porque Estados Unidos se ha dedicado a vilipendiar a Rusia, para muestra todo lo que tiene que ver con el caso de Ucrania, y el hecho de que puedan hablar para solventar el conflicto ucraniano es un avance», comentó.

Adrianza, doctor en Seguridad, Defensa y Desarrollo Integral de la Universidad Nacional Experimental Politécnica de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (UNEFA), consideró que aunque la reunión entre Putin y Biden representa un avance en las relaciones de ambos países, el mundo no puede tener muchas esperanzas, pues dijo que Estados Unidos tiene como objetivo frenar a China y a Rusia, para seguir siendo el líder mundial.

«Es un paso y tenía que hacerse, es bueno que describan una agenda, pero definitivamente no hay que hacerse muchas esperanzas porque mientras Estados Unidos y la élite occidental tenga el objetivo de controlar el globo no son muchas las esperanzas de tener un mundo estable», acotó.

Puntos

Para Adrianza, profesor de Economía de la Universidad Central de Venezuela (UCV), uno de los puntos más relevantes abordados en la cumbre fue el de la ciberseguridad, luego de que Biden acusó en mayo a piratas informáticos con sede en Rusia de un ciberataque que obligó el cierre de una de las mayores redes de oleoductos en el país norteamericano.

«Rusia se ha negado a admitir que ellos han tenido nada que ver con eso y no hay pruebas de que Rusia haya hecho alguna desestabilización en Estados Unidos, pero Putin sí puso el punto sobre la ‘i’ cuando dijo que de acuerdo a la información que el mundo maneja todos los ciberataques parten de Estados Unidos, indiscutiblemente hay una situación difícil en ese sentido y eso nos lleva a que no hay una sola prueba de que Rusia haya hecho esos ataques», indicó.

El presidente ruso declaró a los medios que acordaron comenzar consultas sobre la estabilidad estratégica y la ciberseguridad.

Entretanto, el experto manifestó que tras el encuentro resta esperar que Estados Unidos y Rusia cumplan con los puntos debatidos, pues recordó que sobre esos dos países «reposa la integridad de la vida en el planeta».

(Sputnik)

Comentarios Facebook