En marzo de este año el Gobierno de Bolivia repudió unas declaraciones del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, quien pidió la liberación de la dictadora Jeanine Áñez. 

Así lo refirió el analista político y filósofo Miguel Ángel Pérez Pirela durante la presentación de su programa Desde Donde Sea. En dicho espacio, indicó que Almagro no solo aupó un fraude, sino que también salió como abogado defensor de Áñez.  

En este orden de ideas, leyó el comunicado que emitió la Cancillería de Bolivia a mediados de marzo de este año: “El señor Almagro no tiene la autoridad moral ni ética para referirse a Bolivia, después del daño profundo que le hizo al pueblo boliviano con su injerencia colonialista durante el proceso electoral del 2019. Sus acciones costaron vidas humanas y debe rendir cuentas”.  

En la declaración gubernamental se detalla que “Almagro incurrió en un exceso inadmisible por su comportamiento parcializado, injerencia e intromisión en los asuntos internos, al plantear cómo debería manejar el Gobierno boliviano su administración política y judicial, en base a afirmaciones absolutamente subjetivas y falsas que violentan la soberanía de nuestro Estado. Está dirigido nuevamente a polarizar nuestro país en base a mentiras, pretendiendo reavivar el camino de la violencia y la confrontación entre bolivianos”.  

Prosiguió con el texto oficial: “Por el contrario, el secretario general de la OEA debe preocuparse por las consecuencias de su Misión de Observación Electoral en las elecciones generales de Bolivia del 2019, cuando no cumplió con los estándares exigidos y emitió un informe manipulado y sin elementos ni pruebas de un supuesto fraude”. 

¿Hará lo mismo en Perú la OEA?, preguntó el comunicador, quien mencionó que en una entrevista con la cadena Red 1, el ministro de Justicia y Transparencia de Bolivia, Iván Lima, señaló que se emprenderán acciones legales contra Almagro por sus afirmaciones en torno al supuesto fraude electoral de las elecciones de presidenciales de 2019 en Bolivia y su apoyo al golpe de Estado. 

Además, subrayó que “si pudieran llevarlo a Bolivia para enjuiciarlo, lo harían, porque su conducta propició muertes y daños al país. Actuó con profunda irresponsabilidad y destruyó el proceso democrático encabezado por el expresidente Morales”.

“Almagro debería estar encarcelado no solo por lo que hizo en Bolivia sino también por su actuación en Venezuela y otros países”, concluyó el presentador.  

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook