El pasado sábado fue hallado al este de la ciudad de Cali, en Colombia, el tronco de un presunto cuerpo humano al que le fueron cercenadas las extremidades y la cabeza, metido en un saco y arrojado al fondo de un canal de aguas residuales.

El hallazgo se produjo después de que la comunidad alertara a las autoridades, quienes hicieron presencia en el lugar para atender la denuncia y realizar el levantamiento del cuerpo desmembrado. Además asistieron delegados de Derechos Humanos junto con funcionarios de las Empresas Municipales de Cali (Emcali).

A través de las redes sociales se observa un video, capturado por medios locales, de los presuntos restos humanos en el fondo del canal, que pasa por la planta de potabilización de agua de Puerto Mallarino. Sin embargo, las autoridades indicaron que este canal no forma parte del tratamiento de las aguas residuales, indicaron fuentes del Sistema Integrado de Información de Colombia.

En las imágenes se puede apreciar un saco en el fondo del barranco cuyo contenido no es visible salvo por un agujero donde se ve un costillar humano. Luego, al acercarse al canal, funcionarios de Medicina Legal extrajeron las piernas de las contaminadas aguas, donde eran devoradas por zamuros.

Las piernas y el torso hallados fueron trasladados hasta las instalaciones de Medicina Legal y, además de determinar la causa de muerte, se determinará el sexo de la víctima y si se trata de los restos de una o más personas.

La capital del departamento del Valle del Cauca es una de las urbes más convulsionadas por la violencia de los órganos represivos del Estado presidido por Iván Duque, que buscan disolver y callar así las manifestaciones en rechazo a las medidas económicas que el Ejecutivo anunció en materia tributaria.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook