El papa Francisco ha protagonizado este miércoles su audiencia general semanal en el patio de San Dámaso de la Ciudad del Vaticano. El pontífice, como suele ser habitual, ha saludado a los fieles que allí se han congregado.

La anécdota ha llegado cuando el papa Francisco ha estrechado la mano de una persona disfrazada de Spiderman, uno de los superhéroes creados por Marvel. Este hombre ha acudido a la audiencia y tras saludar al santo padre le ha regalado una máscara de su personaje.

Según ha trascendido, el santo padre le habría dicho tras saludarle que «aquí también hay muchos niños que querrían saludarte». «Ve luego a saludar a los niños», ha añadido.

Al parecer, este particular Spiderman se llama Mattia Villardita y ha visitado a miles de niños en hospitales italianos disfrazado de superhéroe.

“Los verdaderos superhéroes son los niños que sufren y sus familias que luchan con mucha esperanza”, ha declarado Villardita a Vatican News.

«Me disfracé de Spiderman para arrancar una sonrisa a los pequeños que están en el hospital. Lo hago porque tengo una enfermedad congénita. Durante 19 años entré y salí del hospital Gaslini en Génova, y me hubiera encantado, cuando estuve allí, solo, en mi cama, ver a Spiderman entrar por la ventana de mi habitación», ha explicado.

(20Minutos)

Comentarios Facebook