El representante de Irán ante Naciones Unidas, Mayid Tajte Ravanchí, rechazó que la República Islámica de Irán haya desempeñado algún papel en los ataques contra instalaciones de EEUU en Irak

En una carta dirigida al Consejo de Seguridad de la ONU, en reacción a las acusaciones de EEUU contra su país, Ravanchí indicó que «la República Islámica de Irán no ha estado directa o indirectamente involucrada en ningún ataque armado de ninguna entidad o individuo contra el personal o instalaciones estadounidenses en Irak», informó la agencia iraní de noticias ISNA. 

Ravanchí subrayó que «cualquier intento de atribuir tales acusaciones a Irán, explícita o implícitamente, es falso y carece de la mínima información creíble y es completamente infundada». 

«Por lo cual, rechazamos firmemente tales acusaciones y las consideramos legalmente nulas y sin valor», agregó el diplomático. 

La aviación estadounidense bombardeó la madrugada del lunes posiciones de las formaciones chiíes respaldadas por Irán en las zonas fronterizas entre Siria e Irak. 

La embajadora estadounidense ante Naciones Unidas, Linda Thomas-Greenfield, según medios iraníes en una carta dirigida al Consejo de Seguridad de la ONU, explicó que esos ataques selectivos se lanzaron contra posiciones desde las que las milicias apoyadas por Teherán dirigen drones contra posiciones y soldados estadounidenses en Irak y con el objetivo de prevención de más ataques de ese tipo por parte de esas milicias. 

Ravanchí en su carta dirigida al Consejo de Seguridad, en reacción a las declaraciones de Thomas-Greenfield, afirmó que este argumento planteado por EEUU «no tiene base real o legal» y condenó enérgicamente estas «medidas ilegales» que «violan la soberanía» de Irak y Siria. 

(EFE) 

Comentarios Facebook