Un joven de nombre, Tomás Enrique Gómez, quedó sorprendido tras lanzar una bola de golf por encima de 140 kilómetros por hora y que fue interceptada por un rayo durante su visita al club Topgolf en San Antonio, Texas, Estados Unidos.   

El hecho fue registrado en un video que publicó el mencionado establecimiento en las redes sociales y en el cual se puede observar cuando el muchacho —quien visitaba las instalaciones del club con unos amigos y hermanos— arrojó fuertemente la bola y rápidamente le cayó un rayo en medio de un fuerte aguacero, reseñó RT. 
 
El protagonista de la escena y sus acompañantes se mostraron impresionados y gritaron ante la asombrosa jugada que acababan de presenciar.  
«Simplemente estaba feliz de que golpeara la pelota, y no a mí», declaró Gómez al medio Daily Mail.
 
(LaIguana.TV)
 

Comentarios Facebook