El comisario General de la Fuerza de Acciones Especiales (FAES), Miguel Domínguez, afirmó que “es indudable que el narco gobierno colombiano es quien estaba dirigiendo a estas bandas paramilitares” que operaban en la Cota 905.

En este sentido dijo que se ha demostrado que las técnicas usadas por estos grupos armados, no solo la fabricación de garitas y trincheras, sino además en las prácticas de asesinatos, cobro de vacunas, secuestros  y desplazamientos forzados, son propias del paramilitarismo.

“Ya hemos capturado a 3 colombianos y han estado confesando y en estos momentos estamos tras la búsqueda del resto de colombianos (más de 20) que estaban asesorando a esta banda paramilitar, cuyo objetivo era preparar una insurgencia para la toma de Caracas y el asesinato del Presidente y líderes de la Revolución, jefe militares y policiales”, indicó Domínguez.

Inteligencia y unión Cívico-Militar-Policial fueron claves

Factores de inteligencia junto a la unión Cívico-Militar-Policial fueron claves en la ejecución de las fases de planificación y acciones realizadas durante la Operación Gran Cacique Indio Guaicaipuro, en la Cota 905, así lo expresó el Comisario General del FAES.

En este sentido, Domínguez dio detalles sobre cómo se desarrolló el procedimiento en el que participaron 120 fuerzas combinadas de comando de todos los organismos de seguridad del Estado y del grupo de acciones de comando de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), quienes luego de compilar la información necesaria, realizaron las operaciones para tomar el control de las trincheras y de las garitas usadas por los grupos armados que operaban en el sector, y de esta forma garantizar el avance progresivo de los cuerpos de seguridad hasta “el bunker o el hormigón”, lugar donde los elementos terroristas hicieron uso de granadas y fusiles de alta precisión.

Asimismo, explicó que desde esta zona, las comisiones se trasladaron hasta el sector conocido como las Quintas o las Cumbres, parte alta. Aquí se aplicaron técnicas que garantizaron la neutralización de los elementos en resistencia y la protección de la población civil, siendo controlada la situación por las autoridades, quienes además, liberaron a un grupo de personas que habían sido secuestradas por el grupo terrorista liderado por alias El Koki; personas a las cuales se les pedía la suma de 300 mil dólares para su liberación.

Ya en horas de la noche, con maniobras asimétricas y precisas, se logró avanzar hasta llegar a otros sectores, necesarios para tomar en su totalidad la Cota 905 y consolidar el éxito de la operación.

Esta operación permitió la liberación del denominado Corredor Coche, El Valle, Cementerio, Campo Santo, la Cota 905, hasta llegar a La Vega. “Está totalmente liberado, consolidado, puesto a la orden de la paz y al servicio de los caraqueños.

(vtv.gob.ve)

Comentarios Facebook