El director general de la Policía Nacional de Haití (PNH), Léon Charles, informó este miércoles que otras dos personas fueron detenidas en el marco de la investigación sobre el asesinato del expresidente Jovenel Moïse, perpetrado el 7 de julio pasado, y ahora la cifra de arrestados asciende a 23.

El oficial dio a conocer que los investigadores de la Dirección Central de la Policía Judicial (DCPJ) detuvieron en las últimas horas a Reynaldo Corvington y Gilbert Dragon.

El primero de ellos es propietario de una empresa de seguridad. En registro a su  domicilio, fueron hallados ocho rifles de 12 milímetros (de ellos tres automáticos), una carabina M1, un fusil AR-15 y nueve pistolas, entre otros pertrechos.

Según la PNH, Dragon fue el presunto encargado de alquilar vehículos y coordinar las reuniones con los mercenarios colombianos.

El reporte policial consigna que le confiscaron un fusil AR-15, dos pistolas de 9 milímetros, dos chalecos antibalas y varios cartuchos de 12 milímetros.

Charles también dio a conocer que se adoptaron medidas cautelares contra 24 agentes del esquema de seguridad de Moïse y otros cuatro fueron puestos en aislamiento.

Agregó que los 23 detenidos (18 colombianos y cinco haitiano-estadounidenses) son constantemente entrevistados por la Policía Judicial para profundizar en la investigación y confirmar la participación de los autores intelectuales.

El oficial mostró a la prensa una foto que se ha hecho viral en medios y redes sociales desde el domingo pasado, la cual fue tomada en un hotel en República Dominicana. Según Charles, la foto capta el momento en que planificaban el magnicidio.

En ella aparecen, entre otras, personas señaladas por la PNH como autores intelectuales, como Christian Emmanuel Sanon y James Solages, ya detenidos, además del exsenador Joël John Joseph, sobre quien pesa una orden de búsqueda y captura por asesinato, tentativa de asesinato y robo a mano armada.

A Solages se le imputa haber coordinado con la firma de seguridad CTU Security, con sede en Florida (EEUU), la contratación de los mercenarios colombianos que ingresaron a la residencia de Moïse.

En la imagen también se puede ver al gerente de CTU Security, Antonio Emmanuel Intriago Valera, y el titular de la consultora Worldwide Capital Lending Group, Walter Veintemilla, que presuntamente financió el magnicidio.

Charles recordó que también se emitieron órdenes de búsqueda y captura contra el abogado Joseph Félix Badio, el empresario Rodolph (Dodof) Jaar y Gordon Phenil Désir, quienes habrían participado en el alquiler de vehículos, la coordinación de reuniones con los mercenarios, el pago de equipos y otras tareas logísticas.

(teleSUR)

Comentarios Facebook