La Alta Comisionada de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Michelle Bachelet, emitió este viernes 16 de julio un comunicado en el que se entromete en los asuntos internos de Cuba.

Bachelet pidió al Gobierno de la isla liberar a los sujetos que pretendieron subvertir el orden y a investigar la supuesta muerte de algunos de quienes participaban en los hechos violentos que tuvieron lugar el pasado domingo.

“Todas las personas detenidas por ejercer sus derechos deben ser liberadas urgentemente”, señala parte del comunicado.

En el texto se pide al Ejecutivo cubano el cese de las sanciones contra la nación, algo que escapa de sus manos debido a que es el régimen estadounidense el que se niega a levantar el bloqueo que les impuso hace más de 60 años.

Cabe resaltar que la Alta Comisionada poco ha manifestado sobre la crisis que vive el pueblo colombiano, situación que los obligó a salir a las calles a protestar contra el régimen de Iván Duque, quien respondió lanzando a los cuerpos de seguridad del estado para que reprimieran a los manifestantes.

Por su parte el presidente Miguel Díaz-Canel fue tajante al señalar en su cuenta Twitter que en su país no existe ninguna dictadura, y rechazó el intento de Estados Unidos y sus aliados de subvertir el orden.  

Indigna, ofende y lastima la narrativa absurda que pretende imponerse sobre Cuba. Ni asesinados ni desaparecidos. La última  dictadura cubana fue derrocada en 1959. El odio no vive aquí. Somos territorio de paz”, manifestó.

En otro tuit indicó: “Cuba es y seguirá siendo un país de paz. Por defender la tranquilidad de nuestras calles seguiremos empeñando todos los esfuerzos. En medio de estos difíciles días, llamo a la unidad de nuestro pueblo y de todas las familias, donde quiera que estas estén”.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook