Un total de 86 personas tuvieron que ser sometidas a una desintoxicación tras exponerse a sustancias químicas tóxicas en un parque acuático de la localidad de Spring, en Texas (EEUU).

Unos 31 individuos fueron trasladados a un hospital el 17 de julio después de haber estado expuestos a una «solución de hipoclorito cálcico y ácido sulfúrico al 35%», según la Oficina del jefe de bomberos del condado de Harris.
 
Los medios locales informaron de que un socorrista que supervisaba una piscina para niños fue el primero en sentirse mal, y no pasó mucho tiempo antes de que decenas de visitantes, incluidos menores, reportaran síntomas como irritación cutánea y respiratoria similar a una intoxicación química.
 
«Aproximadamente a las 14:30 de esta tarde, un pequeño grupo de visitantes en una sección del parque dijo sentirse enfermo y con irritación respiratoria», detalló un portavoz citado por el medio Daily Star.
 
Entre quienes fueron trasladados de urgencia al hospital figuran un niño de 3 años que se encuentra estable, además de una mujer embarazada. Otras 55 personas fueron tratadas por intoxicación en el lugar.
 
El Departamento de Bomberos de Spring subrayó que estaba «brindando atención de emergencia a decenas de personas» por la fuga de productos químicos.
 
Sin embargo, la jueza del condado de Harris, Lina Hidalgo, afirmó más tarde en una conferencia de prensa que las muestras tomadas después del incidente no mostraban niveles elevados de sustancias químicas.
 
«Todas las muestras que tomaron estuvo dentro de los límites aceptables, pero obviamente estas personas enfermas evidencian que algo andaba mal. Lo que comenzó como un divertido día familiar se convirtió en una pesadilla para muchas familias», declaró.
 
También señaló que los propios sistemas de alarma del parque Six Flags Hurricane Harbor Splashtown tampoco indicaron nada de lo normal. El parque ha cerrado sus puertas, y se ha instado a los residentes a mantenerse alejados de la zona.
 
«Mi familia estaba allí y de repente hubo una sensación de ardor y un horrible olor químico en el área del parque para bebés y niños pequeños», escribió uno de los testigos en el portal Reddit.
 
«Nos evacuaron junto a los demás, pero aún sentimos como si nos hubiésemos expuesto a un químico irritante», explicó el visitante. «Los ojos, la nariz y la garganta me siguen ardiendo casi una hora después. Podríamos haber estado expuestos al gas de cloro», continuó.
 
«Tengo un fuerte ardor en las manos y en los pies», contó a Fox News una embarazada.
 

«Tuve un dolor de cabeza instantáneo y sentí un olor. Lo siguiente que recuerdo es que nos dijeron que saliéramos de la piscina», detalló otro testigo.

La investigación del incidente sigue su curso.

(Sputnik)

Comentarios Facebook