En 2004, Britney Spears se casó con Jason Alexander, su novio de la infancia, pero el matrimonio fue anulado 55 horas después. Ahora, el abogado de Alexander en aquella ocasión revela que ni la cantante ni su marido querían deshacer la unión, pero la decisión les fue impuesta por la madre de la artista.

Ahora jubilado, el abogado de divorcios Mark Goldberg habló por primera vez acerca de la separación de Spears y Alexander. Según contó a The Daily Mail, el esposo de la cantante buscó su ayuda legal, angustiado, después que lo echaran de la vida de Britney. Su matrimonio con la cantante, ahora infame, duró apenas 55 horas.

El abogado cuenta que Alexander lo llamó después de que la madre de la cantante, Lynne Spears, lo echara de la suite de hotel en que la pareja se encontraba en Las Vegas y lo excluyera de la vida de su esposa menos de tres días después de su matrimonio en enero de 2004.

Goldberg ha respaldado las afirmaciones hechas recientemente por el propio Alexander, quien dijo que fue ‘engañado’ para que aceptara la anulación del matrimonio y que, en esa ocasión, pensó erróneamente que él y Britney todavía tenían un futuro juntos.

«Según recuerdo, fue idea de Britney casarse. (Alexander) me dijo que no habían bebido ni consumido drogas o que, al menos, no estaban borrachos», compartió el abogado.

De acuerdo con los documentos de anulación, Britney «carecía de comprensión de sus acciones, hasta el punto de que era incapaz de aceptar el matrimonio». Goldberg, sin embargo, refuta esta afirmación y asegura que le preguntó varias veces a Alexander si estaban ebrios o drogados, pues necesitaba conocer todos los hechos si iba a representarlo.

«Los dos fueron solos a una capilla de bodas y se casaron y luego regresaron a la suite del hotel y a sus amigos, todos estaban felices. A la mañana siguiente, llamaron a la madre de Britney y se desató el infierno», compartió el abogado.

Goldberg agregó que, según los relatos del esposo de Britney, fueron la madre de la cantante y los administradores de su carrera quienes estuvieron detrás de la anulación. El abogado no recuerda que, en ese entonces, se mencionara el padre de Spears.

«Fue la madre interfiriendo e insertándose en la vida de su hija. Ella vino a Las Vegas, echó a Jason y le dio un boleto de avión a casa», afirmó.

El abogado recuerda que, en esa ocasión, le explicó a Alexander que era posible impugnar la anulación de la boda, ya que «no era apropiada», en su opinión.

«Se habían casado de buena fe, ambos tenían la capacidad de decir ‘Sí, quiero’ y habían consumado el matrimonio», explicó Goldberg.

Sin embargo, después de tres o cuatro conversaciones, Alexander decidió que iba a hacer lo que la madre de Britney quería.

«No era asunto de su madre, pero Britney estaba siendo controlada y ha sido controlada desde que era una niña. Ella cedió a las demandas de su madre (…) Ella ha estado bajo las estrictas manos de sus padres toda su vida: su madre, luego su padre, que ha ganado tanto dinero con ella. No hay amor, no hay respeto ahí. No hay nada ahí», subrayó Goldberg.

La relación de Spears y su familia se ha visto en el centro de un escándalo en los últimos tiempos. La cantante lleva 13 años bajo la tutela legal de su padre, James Spears, debido a los supuestos problemas mentales que padece. El 24 de junio, solicitó ante un juzgado poner fin al control paternal, lo cual llamó «abusivo» y «absurdo». Como resultado de la audiencia judicial, consiguió el derecho de buscar un nuevo abogado.

Spears se enfrentó a problemas de salud mental, así como adicciones a las drogas y al alcohol, a principios de la década del 2000. El padre de la artista asumió el papel de su tutor legal en 2008. Desde entonces, tiene el derecho de controlar sus bienes y su vida pese a la fuerte oposición por parte de Britney. En particular, la cantante no puede ver a sus dos hijos, conducir, visitar un salón de belleza sin su permiso e incluso ir sola con su novio en un auto. En agosto de 2020, la intérprete presentó una petición de remoción de la tutela, pero en aquella ocasión perdió el caso.

(Sputnik)

Comentarios Facebook