Decenas de miles de brasileños salieron de nuevo este sábado 24 de julio a las calles de varias ciudades de Brasil para pedir el “impeachment” del presidente Jair Bolsonaro, cada vez más desgastado sobre todo por su caótica gestión de la pandemia.

Es la cuarta jornada de manifestaciones convocada por partidos políticos, sindicatos y movimientos sociales contra el mandatario, que además está siendo investigado por la Fiscalía por supuestamente no denunciar sospechas de irregularidades en la negociación de vacunas anticovid.

Una de las marchas que arrancó más temprano, de las más de 400 convocadas en ciudades y municipios de Brasil y en lugares del el exterior, fue la del centro de Río de Janeiro, donde miles de personas hicieron sentir sus reproches en el “día de unir al país en defensa de la democracia, la vida de los brasileños y del fuera Bolsonaro, según señalaron los organizadores.

Los manifestantes, con máscara para prevenir el contagio del coronavirus, portaban pancartas con lemas como “Fuera corrupto criminal”, “Nadie aguanta más, “Fuera Bolsonaro, constató la AFP.

Hasta el mediodía, se habían celebrado manifestaciones en por lo menos cinco capitales de estado, entre ellos Recife (nordeste) y Belén (norte), con críticas a la tardía campaña de vacunación y al disparado desempleo y pedidos para aumentar las ayudas de emergencia a los más pobres en tiempos de pandemia.

Por la tarde, están previstas manifestaciones en otras capitales, entre ellas Sao Paulo, que suele ser la más concurrida, y Brasilia.

Bolsonaro, criticado también por su discurso a favor de la explotación de las áreas protegidas de la Amazonía, entre ellas las reservas indígenas, sus políticas sobre armas en Brasil y su ambicioso programa de privatizaciones, vive su peor momento desde que llegó al poder en 2019.

Su popularidad está en su nivel más bajo, 24%. Pero de momento Bolsonaro cuenta con apoyo suficiente en el Congreso para bloquear estas iniciativas de destituirlo, incluido el respaldo del presidente de la Cámara de Diputados, que es quien debe dar curso a ese tipo de demandas.

(AFP)

Comentarios Facebook