La endocrinóloga y nutricionista Angélika Chizh ha revelado una receta para quienes no pueden dormir sin antes comer algo. El secreto está en escoger los alimentos adecuados y la hora en la que uno se va a acostar. 

Para despertarse con 300 gramos menos, es importante no perderse el momento en que se produce la llamada hormona somatotrópica. 

«En nuestro cuerpo, se produce por la noche hasta la medianoche. Hay dos pasos sencillos que hay que dar para producirla», explicó la especialista en el portal Doctorpiter. 

El primer paso es comer dos claras de huevo duro antes de acostarse y el segundo paso es ir a dormir antes de las 11 de la noche.  

«Por la mañana, la balanza marcará 300 gramos menos», subrayó a tiempo de recomendar no renunciar a las proteínas y a la fibra vegetal en la dieta diaria ya que son importantes para los músculos, huesos, ligamentos, piel, hormonas. Además, ayudan al sistema inmune y previenen diversas enfermedades. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook