Tras hacerse acreedora de un diploma olímpico por su participación en la final del salto con pértiga, la venezolana Robeilys Peinado salió al paso de los titulares que pretendieron cuestionar su desempeño en Tokio.

«Estoy contenta con mi resultado. Esos titulares que he leído de que yo fallé, de que yo decepcioné: lo siento. Ninguno de ustedes puede juzgarme. Entrené solo tres meses y logré estar en una final olímpica«, dijo la garrochista en una transmisión en vivo desde su cuenta en Instagram.

Aseguró que saltar 4,50 metros «no habría cambiado nada», salvo darle una mejor posición en la final. Detalló, asimismo, que aún estaba lejos de su mejor marca al aire libre (4,70 metros), que consiguió hace dos años, cuando entrenaba a diario.

Peinado explicó que cuando se terminó la competencia, «estaba muy, muy feliz», porque se trata de los primeros Juegos Olímpicos en los que pudo participar –en 2016, no acudió a Río por haberse lesionado en un entrenamiento– y señaló que no es habitual que atletas con poca experiencia olímpica puedan disputar medallas en su disciplina.

La saltadora confesó que no tenía expectativas de llegar a la final del salto con garrocha, pues estaba consciente del nivel de sus competidoras y del tiempo que habían invertido en la preparación para medirse en las arenas olímpicas.

«En ningún momento dije que podía estar optando por las medallas, en ningún momento dije que podía ser medallista olímpica. Al menos no en estas Olimpíadas», sostuvo.

Pese a ello, indicó que había pensado que estar en el grupo de aspirantes a medallas «sería lo máximo», porque ella estaba consciente de sus registros en la temporada, que la ubicaban en la casilla 16.

«Quizás a veces me molestó un poco no haber podido saltar en el primer intento, ya que eso me iba a dar más seguridad, más confianza, pero este deporte es así: muchas favoritas no entraron a la final, la mayoría de las que estaban allí tenían mejores registros que yo», agregó.

Antes de concluir la transmisión, la atleta ratificó que se sentía «muy contenta» y que no sentía que le había fallado ni a sí misma ni al público.

«Las personas que de verdad no saben de esto, las personas que no saben ni siquiera cómo funciona esta disciplina, es mejor que no digan nada», sentenció.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook