Pierre Espérance, director ejecutivo de la Red Nacional de Defensa de los Derechos Humanos (Rnddh), una Organización No Gubernamental asentada en Haití, aseguró en conversación con medios locales que el día del magnicidio en casa del presidente Jovenel Moïse habían bolsas con miles de dólares que fueron en parte sustraídos por los mercenarios y por la población local.

«Había mucho dinero en la casa de Jovenel Moïse. Los mercenarios se llevaron una bolsa llena de billetes estadounidenses. Estos billetes no fueron contados. Los residentes de la zona de Jalousie han recaudado mucho dinero tras el ataque de la policía. El juez de paz encontró 40.000 dólares y 116.000 gourdes –unos 1.2000 dólares– en efectivo en uno de los afectados», dijo Espérance a Gazette Haiti el pasado 5 de agosto. 

Por su parte, el diario colombiano El Tiempo asegura, citando a fuentes locales, que en la vivienda del exmandatario «se encontraron varias tulas –bolsas– y cajas con millones de dólares y que parte del dinero desapareció».

Según su versión, los mercenarios colombianos se habrían hecho con una porción del botín, que luego les habría sido arrebatado por los habitantes de Puerto Príncipe que participaron en su captura. 

Asimismo, el medio colombiano sostiene que se han confirmado otras versiones «según las cuales al menos un puñado de exmilitares colombianos sabían que en la residencia del presidente había cerca de 45 millones de dólares y que a ellos les iban a corresponder 18 millones si el operativo era exitoso».

El Tiempo también refiere que Espérance dijo a medios haitianos que «había mucho dinero en la residencia privada de Jovenel Moïse el día de su asesinato. Una cantidad significativa de efectivo».

Aparentemente, los billetes estaban resguardados en «bolsas de seguridad, generalmente utilizadas por el Banco de la República de Haití (BRH)» y además de dólares estadounidenses, contenían «paquetes de 1.000 gourdes, 500 gourdes y 250 gourdes, la moneda local».

De otra parte, el diario colombiano asevera que la exprimera dama, Martine Moïse, «recuperó parte del dinero tras regresar al país» y destaca que hasta el momento, «nadie ha explicado el origen de esos fondos ni la razón por la cual permanecían en la residencia privada».

Aludiendo a datos de la investigación, el defensor de los derechos humanos indicó que se había encontrado «dinero en dólares estadounidenses en los cuerpos de los tres exmilitares colombianos que fueron asesinados» durante el operativo policial que siguió al crimen, así como en la ropa de algunos de los mercenarios capturados.

Siguiendo a El Tiempo, se precisa que «un juez encontró 40.000 dólares en un chaleco antibalas de un colombiano. Otro contó que se llevó una gran cantidad y que se perdió cuando la población lo ayudó a capturar».

Hasta el momento, ni las autoridades haitianas ni Martine Moïse han respondido a las declaraciones de Pierre Espérance ni han desmentido a El Tiempo.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook