Este viernes 20 de agosto, nueve personas fueron detenidas por formar parte de una red de tráfico de migrantes en su mayoría de nacionalidad venezolana y la cual operaba en la frontera entre Bolivia y Chile.
 
De acuerdo con el reporte de AFP, la Policía de Chile se encargó del procedimiento y fueron aprehendidas nueve personas de ciudadanía boliviana, chilena y venezolanos, quienes cobraban alrededor de 200 dólares a migrantes que intentaban pasar desde Bolivia por caminos irregulares en las inmediaciones de la localidad Colchane.
 

Las personas que se encontraban en el lugar y pagaban eran trasladadas en autobuses hasta Santiago.

Según notificó el Ministerio Público, el grupo delictivo logró ingresar de manera ilegal a Chile a más de 3.000  migrantes, entre los que se encuentran menores de edad.

En esta línea, la fiscal que lleva las investigaciones, Carolina Suazo, declaró: “Tenemos varias víctimas individualizadas, aproximadamente 100, y algunas de ellas incluso han prestado declaración, informando e indicando los riesgos que debían soportar en el trayecto para el ingreso ilegal a Chile”, citó AFP.
 
Precisó que a los capturados se les imputó por asociación ilícita y tráfico de migrantes agravado.
 

Autoridades chilenas informaron que en las dos semanas recientes se ha presentado un considerable aumento de migrantes que han cruzado Colchane, en la región de Tarapacá.

La frontera de Chile se encuentra cerrada para los extranjeros no residentes ante el desarrollo de la pandemia por la COVID-19.  

(LaIguana.TV) 
Comentarios Facebook