El Gobierno boliviano dijo que no está en sus manos, sino en las de la justicia ordinaria, definir si la expresidenta Jeanine Áñez (2019-2020), quien intentó suicidarse, enfrentará juicios en libertad o desde la cárcel en la cual cumple detención preventiva desde marzo.

«No es un tema del Órgano Ejecutivo; el Órgano Judicial es el que debe determinar si (Áñez) se defiende en libertad o dentro de las celdas» en el proceso por el golpe de Estado, dijo en rueda de prensa el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo.

Los jueces han rechazado en los dos últimos meses al menos seis solicitudes de cambio de cárcel por domicilio en favor de la expresidenta, y desde que ella se autolesionó el fin de semana han surgido pedidos de opositores y diplomáticos de que sea beneficiada con arresto domiciliario.

«Esta señora pretendía fugarse del país, tenía boletos comprados, se escondió dentro de una cama», apuntó Del Castillo, refiriendo detalles de la detención de Áñez en marzo pasado en la ciudad amazónica nororiental de Trinidad.

Buena salud

Del Castillo ratificó un informe oficial de una junta médica, que había confirmado el buen estado general de salud de Áñez un día antes de su intento de suicidio, estableciendo al mismo tiempo que los problemas que sufría era hipertensión y ansiedad, con posible necesidad de tratamiento psiquiátrico.

«Hemos realizado los estudios correspondientes y la señora Jeanine Áñez goza de un completo estado de salud de bienestar, y esto lo dijo uno de sus hijos, que pasó la noche con ella», dijo el ministro.

Explicó que, debido a la pandemia del COVID-19, el sistema penitenciario no podía autorizar muchas visitas a Áñez en la cárcel femenina de La Paz donde está recluida.

«La han visitado médicos, familiares, representantes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), pero por un tema de bioseguridad no podemos abrir las cárceles para que entren todos, estamos en una pandemia, entonces, aquellas personas llamadas por ley están realizando las visitas correspondientes», añadió.

El director de Régimen Penitenciario, Juan Carlos Limpias, rechazó, en declaración paralela, las denuncias de la oposición política de un presunto maltrato.

«Rechazamos totalmente que se hable que estaríamos violando sus derechos o dañando su estado de salud, al contrario, lo hemos demostrado con hechos», dijo, citando autorizaciones para que Áñez consuma solo alimentos provistos por su familia o para que sus hijos permanezcan con ella desde el intento de suicidio.

Añadió que el penal ha habilitado equipos y personal para vigilar la salud de Áñez las 24 horas del día.

Áñez debería cumplir arresto preventivo hasta febrero, en espera de un juicio ordinario por el golpe de 2019.

La semana pasada, la Fiscalía General presentó al Tribunal Supremo una acusación formal para un juicio de responsabilidades contra la expresidenta, por genocidio.

(Sputnik)

Comentarios Facebook