A partir de este miércoles se puede pagar para suscribirse a algunas cuentas de Twitter. La plataforma lanzó la herramienta para remunerar a los creadores de contenido como parte de una estrategia que busca ampliar su audiencia y depender menos de ingresos publicitarios.

Contenido exclusivo

Los «influencers» -expertos en maquillaje o deporte, por ejemplo- podrán así proponer a su público convertirse en «super followers» (superseguidores) y así recibir contenido exclusivo (consejos, historias, análisis, etc) a cambio de suscripciones de tres, cinco o 10 dólares mensuales.

«Como super follower pueden participar en conversaciones a las que solo tendrán acceso otros suscriptores que paguen», dijo Esther Crawford, directora de producto de la red social, en un comunicado publicado el miércoles.

En un futuro, Twitter agregará la posibilidad de proponer «Spaces» (salones de audio) exclusivos, newsletters o anonimato para los suscriptores. «Y no se preocupen, los tuits públicos no desaparecen», precisó.

La empresa basada en San Francisco se quedará con 3% de los ingresos, en un inicio. Cuando un creador gane más de 50.000 dólares, el porcentaje de la plataforma pasará a 20, después de la comisión de explotación del sistema móvil (iOS para Apple o Android para Google).

La función se estrena en Estados Unidos y en Canadá con un grupo limitado de creadores que tiene iPhone o iPad (Apple). Su alcance será progresivamente ampliado al otro sistema dominante (Android).

En mayo, Twitter reveló su «Tip Jar» (jarra de propina), una herramienta que permite a los usuarios donar a sus cuentas favoritas.

La plataforma lanzó en junio ofertas de suscripciones de paga para usuarios en Canadá y Australia que desean tener acceso a funciones prácticas.

Por unos 3,5 dólares por mes, estos suscriptores acceden a marcadores para guardar sus tuits favoritos en categorías; un modo de «lectura» más cómodo y un botón de «anulación» para visualizar y eventualmente modificar un tuit antes de su envío definitivo.

(AFP)

Comentarios Facebook