A través de su vicepresidenta Ejecutiva, Delcy Rodríguez, el Gobierno de Venezuela repudió las declaraciones de la vicepresidenta y canciller colombiana, Martha Lucía Ramírez, quien avanzó opiniones sobre el diálogo que sostienen representantes gubernamentales y de la oposición en México e incluso se atrevió a señalar un decurso de los acontecimientos.

En Twitter, Rodríguez rechazó que su par, a quien tildó de «vicepresidenta de la guerra y la violencia», se inmiscuyera en los asuntos internos de Venezuela, lo que en su parecer da cuenta de su «profunda ignorancia de su oficio de Canciller». «Ocúpese de sus asuntos», añadió.

EFE reseña que a su salida de la 49 Reunión del Consejo Ampliado de Ministros de Exteriores de la Comunidad Andina (CAN), Ramírez calificó el proceso de negociación como «un intento tímido» e indicó que «si el objetivo de la negociación es un diálogo, eso no va a conducir realmente a un cambio profundo».

Según la funcionaria colombiana, las conversaciones entre las partes solamente serían productivas si con ellas se garantiza que «haya una elección presidencial transparente y libre», una responsabilidad que asignó a «los países desarrollados que han venido prodigando ese diálogo», en lugar de corresponder a los venezolanos.

«Tenemos que asegurarnos que no terminen distrayéndose y simplemente (hablando de) una elección de alcaldes y gobernadores que no va a cambiar nada» o que derive en un «diálogo incesante, indefinido, sin término y sin objetivo claro, porque sería un nuevo fracaso», opinó.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook