El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, fue agredido durante un mitin electoral en la ciudad de Londres, ubicada al suroeste de Ontario, cuando estaba a punto de subir a un autobús.

Al parecer, no todos estaban contentos con la visita del primer ministro. Así lo demostraron algunos manifestantes que no dudaron en lanzarle pequeñas piedras para hacerle saber que no era bienvenido.

Aunque las piedras pequeñas no le hicieron daño, Trudeau quedó sorprendido por lo acontecido y les dijo a los reporteros que lo ocurrido puede compararlo solo con la ocasión cuando le arrojaron semillas de calabaza.

Según Global News, Trudeau estaba rodeado de manifestantes enojados que protestaban contra la vacunación por la propagación de coronavirus.

La líder conservadora Erin O’Toole condenó las acciones «repugnantes» de las personas que atacaron al primer ministro canadiense.

«La violencia política nunca está justificada y nuestros medios deben estar libres de intimidación, acoso y violencia», escribió.

(sputniknews.com)

Comentarios Facebook