La pasión por ser ‘X-Men’ ha llevado a un joven de 15 años a ir un poco más allá y tratar de emular a sus héroes de ahí que se haya inyectado mercurio en el brazo para tratar de ser uno más.

El caso médico ha sido publicado por el Centro Nacional de Información Biotecnología según ‘The Mirror’. El joven quería convertirse en el personaje de Mercurio o ‘Quicksilver’, miembro de los X-men.

Y, ¿cómo lo hizo? Utilizó la sustancia de un termómetro, inyectándola en su brazo hasta en tres ocasiones, lo que provocó la formación de una úlcera que no cicatrizaba. Los médicos pudieron extraer el mercurio de su cuerpo y el joven no resultó envenenado.

Pero, no en vano, los médico destacaron la reincidencia del adolescente. «Curiosamente, tenía un historial de múltiples picaduras de araña para simular a Spiderman».

Les llevó a hacer un análisis más profundo, el psicológico, pero «no tenía otros problemas psiquiátricos y un coeficiente intelectual normal».

(marca.com)

Comentarios Facebook