Irán y Venezuela, víctimas de crueles sanciones de EEUU, han llegado a un acuerdo petrolero, según han dicho este sábado cinco fuentes familiarizadas con el tema a la agencia británica de noticias Reuters. El contrato le ha preocupado de nuevo a Washington. 

La compañía estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y la Compañía Nacional Iraní de Petróleo (NIOC, por sus siglas en inglés) llegaron a un acuerdo que durará seis meses, pero que podría extenderse más, ha dicho una de las fuentes. De hecho, agregan las fuentes, Caracas acordó un contrato clave para intercambiar petróleo por condensado iraní que se puede utilizar para mejorar la calidad de su crudo. 

Al respecto, el Departamento del Tesoro norteamericano ha enviado un correo electrónico a Reuters, según el que el convenio podría contravenir las sanciones estadounidenses a ambas naciones. 

Cualquier “transacción con NIOC por parte de una persona no estadounidense generalmente está sujeta a sanciones secundarias”, afirma la Cartera norteamericana. 

En Washington, una fuente cercana al asunto ha dicho que el canje ha estado en el radar de funcionarios estadounidenses como una posible violación de sanciones, por lo que lo han estado siguiendo para ver hasta dónde llegará en términos prácticos. 

Desde hace más de 70 años, Irán y Venezuela mantienen relaciones diplomáticas en diferentes ámbitos como el energético y el industrial entre otros. Tanto Caracas como Teherán han sido blanco de las sanciones coercitivas de Washington, por lo cual las autoridades de ambos países han reiterado en múltiples ocasiones que seguirán con sus apoyos y vínculos bilaterales como medida de defensa mutua. 

En el marco de sus lazos bilaterales, Irán envió el pasado año buques cisterna cargados de gasolina y aditivos a Venezuela pese a las advertencias de Washington; Teherán ha dejado claro que su comercio con Caracas no le incumbe a EEUU. 

(HispanTV) 

Comentarios Facebook