David Uzcátegui, candidato a la Gobernación de Miranda por la agrupación opositora Fuerza Vecinal, calificó como «una cochinada» el respaldo que le diera la así llamada Plataforma Unitaria a su contendor Carlos Ocariz (Primero Justicia), con quien protagoniza hace meses un enconado enfrentamiento a través de medios de comunicación y redes sociales.

La coalición, que agrupa a los sectores de la oposición radical que habían declinado participar en comicios durante los últimos cuatro años, presentó a sus abanderados a través de la tarjeta de la extinta Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

«Entre gallos de media noche, la MUD a través de un pacto inscribió la candidatura de Carlos Ocariz y se consolidó la primera cochinada, porque para mí es una cochinada. Esperaron al último instante, después de la media noche y luego, empezó la extorsión con la tarjeta», denunció en una entrevista concedida este lunes a Globovisión.

Previamente, había tildado la postulación de Ocariz como el resultado de una «imposición» hecha «al mejor estilo dictatorial».

Uzcátegui dijo a la televisora que la MUD exigió a los alcaldes que se postularon con la tarjeta de Fuerza Vecinal «que renunciaran para inscribirse con la MUD» y estos se vieron obligados a «adherirse» a esta tarjeta.

El político derechista no ofreció nombres de los implicados, pero sí aseguró que Juan Carlos Caldera, jefe de campaña de Ocariz, «chantajeó al candidato de Fuerza Vecinal en Charallave para que fuera apoyado por la MUD».

Al momento de redactar esta nota, los presuntamente involucrados no han respondido a las acusaciones del dirigente de Fuerza Vecinal.

De encuestas a primarias

En otro punto de la conversación, Uzcátegui, que fue compañero de tolda de Ocariz, insistió en que la postulación del candidato a la entidad mirandina debía hacerse a través de elecciones primarias y, en ese orden, anunció que en un mes tendrán lugar unas «con la presencia de integrantes de la Academia de la Historia».

No obstante, según reconocieron los adversarios en la polémica que protagonizaron el pasado 4 de septiembre, en la que ambos se declararon ganadores, el bloque había acordado definir la postulación del candidato a la entidad mirandina con base en los resultados de unas encuestas y no de elecciones primarias.

En el presente, Uzcátegui insiste en que «ellos –el sector que apoya a Ocariz– no quisieron hacer primarias porque no tienen los votos necesarios».

El candidato insistió en que hay descontento «en la dirigencia porque se repartieron los cargos como barajitas» y sostuvo que el sector de Acción Democrática agrupado en torno a Henry Ramos Allup «hasta el último momento, presionó para que se hiciera lo correcto en Miranda».

«No tengo nada que ver con el chavismo»

En procura de no perder los favores de electores antichavistas radicalizados, el dirigente derechista aprovechó su entrevista para negar cualquier posible vínculo con sectores del Gobierno Bolivariano y devolvió la acusación a Ocariz y a quienes le respaldan, aseverando que con su actitud le estaban «haciendo un favor al Gobierno».

«Quiero alertar a todos los mirandinos porque ayer estaban desatados creando matices de opinión, intentando relacionarme con el Gobierno (…). Yo no tengo ningún trato con nadie del Gobierno, no conozco a Maduro ni a nadie, no chateo con nadie».

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook