Este vecino de Florida encontró una insólita manera de capturar a un cocodrilo que se había acercado a su casa: lo dejó encerrado en un cubo de basura. Las imágenes de la impresionante pelea se hicieron virales en las redes.

El hombre, llamado Eugene Bozzi, cuenta al New York Post que se encontraba en su garaje cuando oyó a su hija gritar. «Ella estaba montando en bicicleta y dijo, en plan, oye, ¡este gran aligátor acaba de sisearme!», recuerda Bozzi. Una vez que el hombre salió corriendo del garaje, vio que el reptil era incluso más grande que él.

«Y luego se activó mi instinto militar: saben, proteger a toda costa», recuerda el también veterano del Ejército.

En las dramáticas imágenes se observa cómo el hombre empuja un cubo de basura de plástico hacia el depredador, mientras este intenta defenderse.

El hombre admite que si bien podría haber reaccionado de una manera más agresiva, «no le gusta lastimar a los animales», así que luego de capturar al reptil, lo llevó fuera del patio y abrió la tapa para que pudiera regresar a su hábitat natural, «y funcionó».   

(sputniknews.com)

Comentarios Facebook