Nabila Massrali, portavoz del Servicio Europeo de Acción Exterior, aseguró que las demandas que ha formulado la Unión Europea al Gobierno del presidente Nicolás Maduro, supuestamente orientadas a superar la crisis política en Venezuela, «no han cambiado», ello a pesar de que Bruselas enviará una misión de observación electoral para los comicios regionales y municipales del venidero 21 de noviembre, reseña EFE.

«En ningún caso nuestra política sobre Venezuela ha cambiado. Hay que comprender que observar las elecciones en Venezuela no quiere decir que hemos cambiado nuestra política sobre Venezuela y nuestras demandas a este país», dijo Massrali a los medios este 30 de septiembre.

Aunque la funcionaria no aludió a demandas concretas, la agencia española asevera que entre ellas se encuentra una exigencia de reforma al Consejo Nacional Electoral «para que no esté controlado por partidarios del gobierno del presidente Nicolás Maduro», aunque la actual directiva fue designada por la Asamblea Nacional como está previsto en la Constitución venezolana y dos de sus rectores principales son figuras plenamente identificadas con la oposición.

Ayer, por medio de un comunicado, el CNE confirmó la presencia de la delegación de observación electoral y detalló las características que regirán las labores de los observadores.

El Poder Electoral venezolano se comprometió a cooperar con la misión enviada por el bloque comunitario, a no obstaculizar su acceso a los centros electorales y a no impedir de modo alguno la observación de las distintas fases del proceso. A cambio, la misión de observación no podrá injerir de ninguna manera en los comicios.

Tras el anuncio, el líder de la diplomacia europea, Josep Borrell, recordó que se trataba de la primera misión de observación que la UE enviaba a Venezuela después de 15 años.

Borrel destacó que será «un proceso electoral sin precedentes, con la participación de la mayoría de las fuerzas políticas, por primera vez en los últimos años».

En su comentario, el funcionario omitió que el ala extremista de la oposición, hoy sentada con el gobierno venezolano en una mesa de diálogo en México, declinó participar en los comicios de 2017, 2018 y 2020 alegando «falta de condiciones», incluso a pesar de que la mayoría de sus voceros habían resultado electos diputados en elecciones organizadas en 2015 por el mismo Poder Electoral que luego cuestionaron.

EFE refiere que al frente de la misión estará la eurodiputada portuguesa Isabel Santos (socialdemócrata) y sus miembros permanecerán en Venezuela desde una fecha aún no precisada del mes de octubre hasta el final del proceso electoral.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook