El gobernador del departamento boliviano de Santa Cruz (este), Luis Fernando Camacho, uno de los líderes del golpe de Estado de 2019 contra el Gobierno de Evo Morales (2006-2019), deberá presentarse el 7 de octubre a declarar sobre su participación en ese suceso, anunció la fiscalía.

«Luis Fernando Camacho Vaca (…) deberá comparecer ante el suscrito representante del Ministerio Público a objeto de que presente su declaración informativa en calidad de denunciado», dice una citación firmada por los fiscales Omar Mejillones y Lupe Zabala, de La Paz.

El ultraderechista gobernador, quien encabezó protestas callejeras como presidente del Comité Cívico de Santa Cruz durante la crisis de 2019, es el principal acusado del golpe de Estado, en un proceso por el que la expresidenta transitoria Jeanine Áñez está en detención preventiva desde marzo.

Sin explicaciones, la fiscalía había demorado la declaración de Camacho, un acto que podría ser seguido por una imputación formal contra la figura más poderosa de la oposición.

Desafío

Camacho se mostró desafiante la semana pasada, cuando desde el oficialismo surgieron observaciones a la demora de la fiscalía en convocarlo a declarar en el proceso iniciado a partir de una denuncia de la exdiputada Lidia Patty, del Movimiento Al Socialismo (MAS).

«Esto sí les va a gustar a los masistas, para que tomen atención, esto sí les va a gustar: primero, como es su sueño encarcelarme, sepan que yo no voy a huir de país, yo no soy ningún cobarde», dijo hace una semana en un discurso en un acto en el que estaba presente el vicepresidente David Choquehuanca.

Además de Camacho y Áñez, varios ministros del Gobierno transitorio y exjefes militares y policiales están acusados en el proceso por el golpe.

(Sputnik)

Comentarios Facebook