Nuevos enfrentamientos entre policías y reos se registraron en la penitenciaría del Litoral en Guayaquil, cuando las autoridades realizaban un operativo en la prisión, que fue escenario de una masacre el martes pasado, tras registrarse un motín.

Presos dispararon contra policías y soldados en la misma cárcel del puerto ecuatoriano de Guayaquil en la que el martes hubo un motín que dejó al menos 118 muertos, incluidos seis decapitados, informó la institución policial.

Los agentes neutralizaron la acción y se “mantiene el control” de la penitenciaría, dijo la policía, que precisó que hubo cuatro heridos.

Decenas de familiares de reos acudieron a los exteriores del complejo penitenciario para conocer el estado de salud de sus allegados.

La Policía Nacional indicó hasta este sábado, se han identificado los cuerpos de 101 reos asesinados en la Penitenciaría del Litoral, el pasado martes, luego de entrevistas a familiares y procedimientos técnicos biométricos de rostros y huellas.

Otro incidente similar se registró en la cárcel Regional de Guayaquil, ubicada en la vía a Daule, a 500 metros de la Penitenciaría del Litoral, ante disturbios en el interior.

La policía aseguró que neutralizaron está acción y, al momento, se mantiene el control y el orden en el centro carcelario. No informó sobre las consecuencias de la acción de los privados de la libertad.

Por otra parte, el Servicio Nacional de Atención a los Privados de Libertad (SNAI) informó que el servicio de desayuno, almuerzo y cena de los reos del Centro de Rehabilitación Social Regional del Guayas está suspendido por la crisis, pero que se reanudará este 3 de octubre.

“A consecuencia de los operativos de control y requisa […] al interior del CRS Guayas N 4 (Regional) en donde se registraron hechos de dominio público; el servicio de alimentación para las personas privadas de libertad se suspendió para el desayuno, almuerzo y cena por medidas de seguridad”, dice el comunicado del SNAI.

En su tradicional liturgia del domingo, el papa se refirió a la crisis carcelaria de Ecuador, y la calificó como una “terrible explosión de violencia”.

Desde el Vaticano, el papa Francisco rezó por los más de 118 reos fallecidos y los 79 heridos de una de las peores masacres carcelarias de Ecuador, ocurrida el pasado 28 de septiembre.

Francisco pidió también a los fieles católicos, que llegaron a la plaza San Pedro este domingo 3 de octubre, que recen por los familiares de las víctimas.

(teleSUR)

Comentarios Facebook