Los hospitales de la capital afgana están a rebosar desde que cerraron los centros de salud en las provincias de Afganistán, informó el director del Hospital Nacional Wazir Mohammad Akbar Khan de Kabul, Parwiz Noori.

«A medida que cerraron los centros de salud en las provincias, aumentó el número de pacientes en los hospitales de la capital. Si la situación continúa, no habrá capacidad suficiente [para todos]», dijo Noori citado por la cadena local Tolo News.

El medio indicó que los centros de salud provinciales cerraron recientemente debido a la falta de medicamentos, equipos médicos y personal.

El pasado 30 de septiembre el Comité Internacional de la Cruz Roja advirtió de que el sistema de salud de Afganistán se desmoronará si no se envía ayuda humanitaria y financiera a ese país en las próximas semanas.

La Cruz Roja exhortó a la comunidad internacional a prestar unos 38,5 millones de dólares para que la organización pueda proporcionar asistencia urgente a 560.000 afganos de las zonas más afectadas por la crisis.

El 22 de septiembre, la Organización Mundial de la Salud (OMS) comunicó que nueve de 37 hospitales afganos habían cerrado y advirtió que solo seguían funcionando el 17 por ciento de los centros sanitarios de 31 de las 34 provincias de Afganistán.

El movimiento talibán, proscrito en Rusia por terrorista, retomó el poder en Afganistán el pasado agosto tras dos décadas de intervención militar de Estados Unidos y sus aliados.

A principios de septiembre formaron un gobierno interino donde la mitad de los miembros, que iba a ser «inclusivo» según las promesas iniciales, figuran en la lista del Comité de Sanciones 1988 del Consejo de Seguridad de la ONU.

(Sputnik)

Comentarios Facebook