Un antiguo escrito sugiere que los marineros de la ciudad italiana de Génova conocían la existencia de América 150 años antes de la llegada de Cristóbal Colón.

Allí, se hace mención a una tierra llamada Marckalada, ubicada al oeste de Groenlandia.

«Más al oeste hay otra tierra, llamada Marckalada, donde viven gigantes; en esta tierra hay edificios con losas de piedra tan enormes que nadie podría construir con ellas, excepto enormes gigantes. También hay árboles verdes, animales y una gran cantidad de pájaros», escribe el monje milanés Galvaneus Flamma, que vivió de 1283 a 134

La información se encuentra en un artículo publicado en la revista científica Terrae Incognitae y fue difundida por el experto de literatura medieval y profesor de la Universidad de Milán, Paolo Chiesa.

«La referencia de Galvaneus, probablemente derivada de fuentes orales escuchadas en Génova, es la primera mención del continente americano en la región mediterránea», sostiene el estudio.

Y agrega que los rumores sobre Markland eran «demasiado vagos» como para encontrar representaciones cartográficas o académicas. Es por ello que Marckalada no estaba clasificada como una nueva tierra en ese momento.

El científico considera que la ‘Cronica universalis’, tal es el texto del estudio, «aporta pruebas sin precedentes a la hipótesis de que las noticias sobre el continente americano, derivadas de fuentes nórdicas, circularon en Italia un siglo y medio antes de la llegada de Colón».

(Cadena 3)

Comentarios Facebook