En conversación con Tony Boza y Juan Carlos Valdez, la profesora Pasqualina Curcio insistió que en el momento actual de la economía nacional, un incremento en la demanda derivado de un aumento en la cantidad de dinero, no se traducirá en inflación.

«Para los economistas que escuchan y se encuadran en la teoría, estamos en la parte elástica de la oferta agregada (…), así que ese mito de que no podemos aumentar la cantidad de dinero porque va a generar inflación, es un mito y no necesariamente debería ser la excusa«, alegó la especialista, que como sus interlocutores, es partidaria de la indexación de los salarios y de otras variables económicas.

Valdez, por su parte, explicó que si bien en una primera etapa la indexación trae consigo un incremento en las cantidades demandadas, el efecto desaparece posteriormente porque en la medida que la indexación avanza, «la gente va a seguir demandando lo mismo, solo que no va a perder el poder adquisitivo» y, en consecuencia, «las cantidades demandadas no van a variar».

Curcio explicó, que esa variación inicial es deseable, puesto que la aspiración es que se recuperen el consumo y el gasto público, que según sus cálculos se ha contraído 50% desde 2013.

«Es importante desmontar ese mito. Si los precios aumentan, para poder indexar, (…) hay que aumentar la cantidad de dinero en la misma proporción», argumentó. En términos prácticos, esto significa que si hay una determinada cantidad de dinero circulando, es necesaria ajustarla proporcionalmente.

«Si indexas el salario y el presupuesto público, necesitas más dinero. Ahora, ese aumento en la cantidad de dinero no va a generar inflación, sobre todo y particularmente en nuestra situación, en que estamos produciendo (…) el 22% [de la capacidad instalada]», indicó la académica, citando cifras de Fedecámaras y Conindustria.

En su criterio, este valor «es coherente con la caída del PIB» computada durante los últimos años, pues entre 2012 y 2013, Venezuela estaba en «el pico de producción».

El tema de la indexación de los salarios ha generado enconados debates entre partidarios y economistas afines al gobierno del presidente Nicolás Maduro. Un bando, del que participan Curcio, Boza y Valdez, aboga por la indexación de los salarios; el otro, encabezado por el diputado Jesús Faría, asegura que mientras no se produzcan incrementos significativos en la producción, no será posible ajustar los salarios y reducir la inflación.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook