El director de la encuestadora Datanálisis, Luis Vicente León, afirmó que es evidente que la suspensión de las negociaciones entre el Gobierno venezolano y la oposición traerá varias consecuencias, entre ellas: el retraso a los acuerdos parciales humanitarios que son “vitales para el pueblo y sector privado”.

Además, explicó en su cuenta en Twitter, que esto empaña los próximos comicios y tensa las relaciones internacionales, “sin tener absolutamente ningún impacto positivo para el país”.

El también analista económico considera como muy negativo que se estallen los caminos de diálogo político, “pues no hay ninguna otra posibilidad factible de avanzar, primero, en temas humanitarios y, después, en oxigenación política del país”.

Sostuvo que indubitablemente el caso del diplomático venezolano Alex Saab es estratégico para el Gobierno del presidente Nicolás  Maduro, “pero no por lo que muchos creen de evitar información y confesiones”, por el contrario, se trata de “términos del reforzamiento de su relación con sus aliados internacionales y el mensaje de protección a sus élites políticas internas”. 

Para León, el caso de Saab no es “la causa real” del congelamiento de las negociaciones. “Se congela la negociación porque las demandas pendientes del Gobierno (recursos frescos, flexibilización de sanciones y acceso a activos externos) exigiría entregar condiciones electorales”. 

El  profesor señaló, que “si consideramos que las regionales no se presentan evidentes ni fáciles para que la oposición logre su objetivo de incrementar espacios políticos y fortalecer liderazgos”, al presidente le favorece esperar “esos resultados antes de volver a sentarse en serio y mejorar su poder de negociación”. 

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook