Para el dirigente político Enrique Ochoa Antich es mucho lo que se ha avanzado durante el tiempo que lleva instalada la mesa de diálogo, integrada por factores de la oposición y del Gobierno venezolano. Es por ese motivo que hace votos para que continúe, en vista de que ahora se encuentra suspendida debido al secuestro perpetrado por EEUU contra el diplomático, Alex Saab, representante del gobierno en las negociaciones.

“Nunca levantarse de ella e integrar a otros factores políticos, económicos y sociales”, propuso Ochoa Antich.

Para él, es necesario que se agreguen otros representantes tanto del sector del gobierno como de la Plataforma Unitaria. “En particular un vocero sindical por el gobierno y otro por la oposición y un vocero empresarial por el oficialismo y otro por la oposición para entrar a debatir lo que más importa: un pacto nacional antiinflacionario que recupere el valor de los salarios, las prestaciones y las pensiones”, recomendó.

De esta forma sería una mesa más afín con la problemática nacional, asegura, ya que “si lo analizamos bien, quienes negocian en México son los gobiernos de Venezuela y de Estados Unidos, este último por intermedio del G4, como lo ha dicho el propio Departamento de Estado”, sostuvo.

En entrevista con un medio regional, Ochoa Antich volvió a insistir en la urgencia de que EEUU y el G4 devuelvan los activos robados al Estado venezolano. “Deben regresar inmediatamente los activos de Venezuela en el exterior al Estado venezolano, es decir, al gobierno de la República, al que queremos cambiar por una vía democrática, en paz y con soberanía, sí, pero que es el gobierno de Venezuela, el que se ejerce en Miraflores en la persona de Nicolás Maduro”, aseveró.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook