Desesperados y en un intento por frenar o contrarrestar la creciente avanzada e influencia China en el mundo, Estados Unidos, el Reino Unido y Australia firmaron un acuerdo o tratado militar (AUKUS).

El acuerdo fue suscrito de espaldas a la Unión Europea, en especial de Francia, país estrechamente ligado a los EEUU, sobre todo bajo la administración de Emmanuel Macron.

En un video de France 24, subido por el comunicador Miguel Ángel Pérez Pirela a su programa Desde Donde Sea, se define el acuerdo como “un ambicioso pacto de seguridad de alto nivel, que contempla compartir avanzada tecnología de defensa”.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook