Un grupo de académicos argentinos logró reconstruir instrumentos musicales prehispánicos de más de 2.000 años de antigüedad, pertenecientes al Museo de La Plata, gracias a una investigación conjunta de la Universidad Nacional de Tres de Febrero (Untref) y la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), con el apoyo del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet).

A partir del escaneo y utilización de impresión en 3D, los investigadores lograron construir moldes para la elaboración en arcilla de los instrumentos precolombinos, lo cual dio como resultado copias exactas de los objetos, que permitieron conocer sus sonidos, usos y significados.

Las réplicas serán utilizadas en conciertos de la Orquesta de Instrumentos Autóctonos y Nuevas Tecnologías (Untref) y próximamente pasarán a formar parte de un catálogo digital de acceso libre.

Emilia Sosa, licenciada en Música e investigadora de la Untref, comentó que «realizamos un relevamiento de todos los instrumentos que se encuentran ubicados en los tres depósitos arqueológicos que tiene el Museo de La Plata y descubrimos una gran cantidad de instrumentos musicales que no estaban catalogados como tales, que incluso eran aún más desconocidos que algunos objetos prehispánicos que ya habíamos estudiado».

«Una vez que vimos todos los instrumentos, elegimos tres que por sus características nos permitían hacer una recuperación arqueológica importante: el primero y más destacado fue una vasija silbadora que a primera vista estaba bien conservada, pero tenía una ruptura clave, un orificio cercano en el sistema de sonidos que nos llamó la atención», comentó Sosa a la Agencia Ciencia, Tecnología y Sociedad de la Universidad de La Matanza.

A su vez, Lucas Mattioni, miembro del equipo de investigación y licenciado en Artes, afirmó que «en todas estas culturas, los instrumentos han quedado como reservorios del conocimiento, donde en estas vasijas pueden quedar plasmadas curaciones rituales. Son enciclopedias del saber tradicional donde en diferentes iconografías o esculturas fueron dejando plasmada esa visión».

Entre las novedades tecnológicas para los expertos, se encuentra el uso del escáner LIDAR —Light Detection and Ranging, por sus siglas en inglés—, un escáner láser terrestre que permite medir grandes distancias de forma efectiva, en colaboración con la Facultad de Astronomía y Geofísica de la UNLP.

Gracias al escáner, que fue usado por primera vez para estudiar instrumentos musicales en el país, «se reconstruyó una antara de la cultura Nasca que estaba alojada allí, con las dimensiones internas de cada uno de sus tubos, que no nos era posible sin dicha tecnología», informó la licenciada en Antropología Guillermina Couso.

«Es como si los objetos volvieran a tener vida, porque se encontraban detrás de una vitrina en el museo y no sabías si sonaba de tal o cual manera, que lo utilizaban con agua, que si lo soplabas generaba un sonido distinto que era maravilloso. Nunca nos hubiéramos imaginado que una vasija en realidad era parte de los instrumentos precolombinos», concluyó Couso.

(Sputnik)

Comentarios Facebook