Como parte de la campaña de vacunación masiva anti-COVID-19 en edades pediátricas –iniciada en el país en septiembre y primera de su tipo en el mundo contra la enfermedad–, más de un millón de niños y adolescentes cubanos entre dos y 18 años han recibido dos dosis de Soberana 02, con altos niveles de seguridad demostrados.

Esta campaña de inmunización había iniciado luego de que el Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos aprobara el uso de emergencia de Soberana 02 en este grupo etario.

Durante septiembre se administró la primera dosis a la mayoría de la población pediátrica vacunable, mientras que en octubre se ha continuado con la segunda inyección de un esquema que incluye dos dosis de Soberana 02 más una tercera de Soberana Plus, y que debe culminar en noviembre.

Los menores de edad alérgicos al tiomersal también recibieron las dosis de Soberana 02 sin ese compuesto.

Asimismo, se desarrolló el ensayo clínico Soberana Plus Pediatría, con 520 niños y adolescentes convalecientes de las provincias de La Habana y Cienfuegos, y cuyos resultados deben estar listos en noviembre próximo, informaron sus investigadores principales.

En tanto, el ministro de Salud Pública, doctor José Angel Portal Miranda, y el presidente de BioCubaFarma, doctor Eduardo Martínez Díaz, comunicaron recientemente que se prepara un estudio clínico en infantes menores de dos años de edad.

El doctor Vicente Vérez Bencomo, director general del IFV, resaltó en la Mesa Redonda que los ensayos clínicos en niños han sido excelentes, al demostrarse que solo con dos dosis de Soberana 02 este grupo tiene una respuesta superior a la de los adultos.

Al referirse al uso de las vacunas Soberanas en infantes, afirmó: «diseñamos una vacuna para niños sobre la base de una plataforma muy conocida y segura que indicaba que funcionaba muy bien, y que luego tratamos de extrapolarla a los adultos, pero en todo momento fue para niños».

(Granma)

Comentarios Facebook