La víctima de la presunta violación grupal por parte de seis miembros de la banda latina Dominican Don’t Play (DDP) en Zaragoza a finales del mes de junio de 2020 ha acudido este lunes al declarar al Juzgado de Instrucción número 7 de la capital aragonesa.

Con respuestas cortas, la joven, de 22 años, visiblemente afectada, ha relatado el horror que sufrió en aquellos terribles instantes en los que varios jóvenes abusaron de ella. “Sí, tuve miedo. No sabía como salir de allí. Estaba descuadrada, con picores y dolores”,  manifestó ante el juez, según recoge Heraldo de Aragón. “Me metieron hasta una botella”, ha desvelado.

La mujer no ha sido capaz de concretar el número de personas tuvieron sexo con ella, pero ha asegurado que fueron “la mayoría” de los que estaban en el piso, aunque ha negado que le pegaran. También ha manifestado que nunca dio su consentimiento para que grabasen vídeos- la Policía ha hallado hasta 16- y que tampoco fue consciente.

“Las relaciones no eran consentidas, yo no me dejaba. Pero al final lo hice. No sé, es que fue como una encerrona”, ha explicado. La joven ha precisado además que cuando les dijo que no quería seguir, “durante un rato”, ellos siguieron. Ha recordado que fueron dos días los que permaneció secuestrada en una vivienda del barrio de San José, de la que la dejaron marchar prácticamente desnuda.

Heraldo ha publicado en exclusiva que en un momento dado de la declaración, cuando ya había sido interrogada por el juez y el fiscal, la testigo, que ha estado n tratamiento psiquiátrico y psicológico tras los hechos, ha decidido no seguir contestando a las defensas, que han solicitado la puesta en libertad de los cinco encausados para los que se decretó la prisión provisional.

Hay que recordar que la víctima no ha querido denunciar a sus agresores y que ha sido la Fiscalía la que se ha querellado contra los seis miembros de los DDP por la presunta violación grupal tras hallar la Policía Nacional vídeos de los hechos en el móvil de uno de los detenidos. Todo apunta a que los acusados se pudieron servir de sustancias alucinógenas para vencer la resistencia de la joven y llevar a cabo la presunta violación en manada.

(20minutos.es)

Comentarios Facebook