Este 2 de noviembre el dirigente opositor Freddy Guevara salió al paso a las revelaciones que hiciera el portal Panam Post, según las cuales él estaría dispuesto a solicitarle a la Corte Penal Internacional (CPI) que desistiera de iniciar un presunto juicio contra el presidente Nicolás Maduro, a cambio de concesiones para su grupo político.

En un trino, Guevara acusó al medio –de clara línea editorial antichavista– de usar un «titular falso», de «manipular» un audio y de prestarse a lo que, en su decir, es «una práctica ya conocida del chavismo», consistente en editar, cortar y descontextualizar «una conversación para seguir mintiendo», justamente cuando está de visita en el país el Fiscal General de la CPI, Karim Kahn.

«Mi posición y la de la delegación es clara: no se puede aceptar ningún acuerdo o maquillaje que pueda afectar el proceso en la CPI. Solo la justicia plena puede ser satisfactoria. Nadie aceptará menos», replicó el exparlamentario, quien es uno de los representantes de las oposiciones en las conversaciones con el gobierno que se desarrollan en México.

«La mala intención y la manipulación es evidente», agregó.

Empero, Panam Post asegura que en las grabaciones Guevara le dijo a su interlocutor que la CPI es una corte «política» e ilustró su alegato con el caso del examen preliminar a Colombia, cerrado esta semana tras la visita de Kahn a Bogotá, luego de 20 años de indagaciones.

«Una sola declaración de ustedes puede hacer que se pueda retrasar o adelantar algo al respecto. En principio nosotros, solamente con dar una buena señal, podremos estar haciéndoles un favor y había cobrarlo caro. No dio no hacerlo, digo cobrarlo caro. Yo estoy dispuesto a que negociarlo todo, pero a cambio de cosas buenas«, habría dicho el político derechista.

Siempre siguiendo a Panam Post, Guevara habría mantenido esta conversación con una persona no identificada justo antes de la última ronda del diálogo, convocada para el pasado 16 de octubre y suspendida por el Gobierno venezolano después de que se concretara la extradición ilegal de uno de sus delegados, Alex Saab, desde Cabo Verde hacia los Estados Unidos.

Posteriormente, en el mismo hilo, el aludido respondió a un interlocutor desconocido –pues limitó quién podía leer su trino– y negó tener el «audio completo», porque » como es lógico, uno no se graba cuando habla». Además, sostuvo que se había eliminado «lo que decía después», «porque invalida la mentira».

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook