Dice un viejo refrán que «una manzana al día, de médico te ahorraría», pero esto no se aplica a todos. En realidad, esta fruta puede tener un efecto contrario y causar problemas en la salud de algunas personas.

La manzana es una fruta nutritiva, considerada una fuente de fibra dietaria y vitamina C. Además, es rica en polifenoles, unos compuestos vegetales que causan diversos beneficios para la salud.

Los nutrientes presentes en la manzana, según revelan estudios, podrían desempeñar un papel en la buena salud cardíaca, el combate a la diabetes e incluso la prevención del cáncer, apunta el portal médico HealthLine. Podría, además, ayudar a mantener fuertes los huesos y proteger del asma.

Por otro lado, esta popular fruta puede causar problemas a la salud en algunas personas, alerta la nutricionista rusa Olga Korableva.

De acuerdo con la especialista, aquellos que padecen enfermedades del tracto gastrointestinal, gastritis, así como úlceras estomacales o intestinales, deben evitar el consumo de manzanas.

«Una manzana en ayunas, como cualquier alimento ácido, puede causar hinchazón, irritación de las membranas mucosas y exacerbación de estas enfermedades debido a la gran cantidad de fibra gruesa», explicó la médica en un comentario a Sputnik.

La nutricionista aclaró, sin embargo, que no es necesario excluir del todo la fruta de la dieta incluso en las patologías mencionadas. En estos casos, Korableva recomienda hornear las frutas.

Al someter las manzanas a altas temperaturas, se destruyen los ácidos cítrico y málico presentes en su composición, los cuales son justamente los elementos que pueden causar daños a algunas personas. Además, incluso tras el proceso térmico, se conserva la pectina de la fruta, un nutriente que tiene un efecto beneficioso sobre el funcionamiento de los intestinos.

(Sputnik)

Comentarios Facebook