Hace 30 años, un 24 de noviembre de 1991, moría Freddie Mercury. El líder de Queen no tenía descendencia y dejaba una enorme fortuna. Su patrimonio valorado entre 50 y 60 millones de dólares, quedó mayormente en manos de una mujer desconocida para el gran público: Mary Austin. 

Mary Austin, la heredera de la fortuna de Queen 

Mary Austin, pareja de Mercury entre 1970 y 1976, fue la gran beneficiada. La joven y el artista fueron novios durante su juventud y a ella le dedicó el tema Love Of My Life. 

Mercury y Austin terminaron su relación sentimental cuando este descubrió su verdadera sexualidad. Le dijo a ella que creía que era bisexual, pero Austin lo tenía más claro y le respondió: «No creo que seas bisexual. Creo que eres gay». 

Tras la separación, Mercury le compró a Austin una casa y le dio empleo como su asistente personal. Él se mudó a una casa en Stafford Terrace, en la que vivió antes de mudarse al que sería su último hogar, Garden Lodge. Estaba cerca del apartamento de Mary. Según algunos, hasta podía ver la casa de Mary desde allí. 

Mercury empezó a tener relaciones con hombres más a menudo, pero siempre se refirió a Austin como «su esposa». «Para mí, fue un matrimonio. Creemos el uno en el otro. Todos mis amantes me han preguntado por qué no podrían reemplazar a Mary. Es porque es sencillamente imposible», declaró el cantante. 

Diez años después de la separación, Freddie Mercury empezó una relación con Jim Hutton, su última pareja. 

Mary también rehizo su vida amorosa: tuvo dos hijos con un empresario llamado Piers Cameron. Del primero de ellos, Richard, Freddie Mercury fue el padrino. Después llegaría otro, Jamie, nacido ya tras la muerte del cantante.  

Cuánto dinero recibió Mary Austin 

Cuando el músico murió, Austin recibió la mitad de su fortuna y la mansión de Garden Lodge, valorada en 22,5 millones de dólares, en la que reside actualmente. 

También fue destinataria de la mitad (50%) de las futuras ganancias que le corresponderían como derechos de autor por su participación en Queen. El resto sería para sus padres (25%) y su hermana (25%). 

Se estima que solo en 2014 ganó gracias a estos derechos 54 millones de euros. Otro ejemplo de lo que suponen esas regalías, puntualizado en The Hollywood Reporter, indica que de los más de 32 millones de discos que Queen vendió en Estados Unidos, la mitad fueron después del fallecimiento de Mercury.  

El diario británico Daily Mail explica que las ganancias derivadas de los derechos de la banda Queen se dividen entre los herederos del cantante (Mary Austin, sus padres y su hermana) y sus tres compañeros de grupo: el guitarrista Brian May, el batería Roger Taylor y el bajista John Deacon. Se calcula que a Mary Austin le corresponde alrededor del 19% del total, algo que nunca gustó a sus compañeros de la banda. 

Las ganancias de la película «Bohemian Rhapsody» 

Los ingresos percibidos por Mary Austin no terminan ahí. A la fortuna, la mansión y los derechos de autor, hay que agregarle los beneficios por la película Bohemian Rhapsody. 

De los u$s 900 millones recaudados por la película protagonizada por Rami Malek, se estima que Mary Austin se embolsó u$s 60 millones. El resto de los miembros de la banda se embolsaron u$s 90 millones cada uno. 

(Cronista) 

 

Comentarios Facebook