Al ser una fuente rica en propiedades con efectos reguladores del azúcar, las semillas de calabaza pueden convertirse en el alimento ideal no solo para miles de personas que padecen diabetes, sino también para personas que quieren prevenir esta enfermedad. 

La diabetes suele ocurrir en personas cuyos organismos no pueden responder o producir insulina, la hormona que capta el azúcar en la sangre y la convierte en energía. Por esta razón, quienes padecen esta enfermedad deben prestar mayor atención a su dieta para mantener los niveles de azúcar bajos. 

Las semillas de calabaza son ricas en carbohidratos denominados polisacáridos que, según estudios citados por Express, han demostrado tener fuertes efectos en la reducción de los niveles de azúcar en sangre. 

Además de ser nutritivas, estas semillas están llenas de poderosos antioxidantes, proteínas y grasas que las convierte en una buena opción para incluirla en una dieta saludable. 

Otro estudio sugiere que este alimento podría reducir el azúcar en sangre hasta en un 35% al ser un hipoglucemiante que merece ser confirmado por más estudios, aunque los investigadores creen que es el magnesio que puede tener este efecto ya que el riesgo de diabetes tiende a ser menor en personas que consumen una dieta rica en magnesio. 

Las semillas de calabaza también son ricas en fibra, que ayuda a retardar la absorción de azúcar en sangre, vitamina E y carotenoides, que puede reducir la inflamación. Además, consumirlas en semillas o en aceite puede reducir el colesterol y la hipertensión. 

El nivel normal de azúcar en sangre debe oscilar por debajo de los 140 mg/dL. Si el nivel de azúcar oscila entre los 140 y 199 mg/dL puede ser un indicio de prediabetes y se debe acudir a un médico. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook