La Fundación del Español Urgente señala que el nombre de la nueva variante del SARS-CoV-2 detectada en Sudáfrica es “ómicron”, con tilde en la primera “o” y en minúscula. 

Sin embargo, no es raro encontrar en los medios de comunicación frases como: “Tras la decisión de la UE y EEUU, más países suman restricciones por la variante ‘Omicrón’” y “ya hay en Europa un caso confirmado de un paciente contagiado con la nueva variante Omicron”. 

La nueva variante del coronavirus ha sido denominada por la Organización Mundial de la Salud con el nombre de la letra griega ómicron, que, como recoge el Diccionario de la lengua española, es una palabra esdrújula y, por tanto, se escribe con tilde en la primera “o”. 

Ómicron en minúsculas 

Por otro lado, y tal y como señala la Ortografía de la lengua española, tanto los nombres de las enfermedades como los de los virus y sus variantes son sustantivos comunes y, por lo tanto, lo apropiado es redactarlos con minúsculas y sin comillas ni cursiva. 

Así pues, en los ejemplos anteriores, lo adecuado habría sido escribir: “Tras la decisión de la UE y EE UU, más países suman restricciones por la variante ómicron” y “ya hay en Europa un caso confirmado de un paciente contagiado con la nueva variante ómicron”. 

(EFE) 

Comentarios Facebook