El actor y productor Alec Baldwin aseguró que él no apretó el gatillo del arma que mató a la directora de fotografía de la película en la que actuaba. Así se aprecia en extractos de una entrevista difundida este miércoles y que se podrá ver por completo el jueves a la noche.

“El gatillo no fue apretado. Yo no apreté el gatillo”, dijo Baldwin en una entrevista para la cadena ABC, difundida por las redes sociales. Es la primera vez que el actor, de 63 años, habla en cámara sobre el hecho que le costó la vida a Halyna Hutchins. «Nunca apuntaría con un arma contra una persona y apretaría el gatillo, nunca”, añadió.

El 21 de octubre, en medio del rodaje del western Rust, Baldwin manipuló un arma que terminó siendo disparada y mató a la directora de fotografía e hirió al director del film, Joel Souza. Por el momento, la policía investiga el hecho como un accidente. Sin embargo, además del experimentado actor, la armera del filme, Hannah-Gutiérrez-Reed, y el asistente de dirección Dave Halls se encuentran bajo la mira de la Justicia.

Baldwin es quien tenía el arma al momento del disparo; Gutierrez-Reed era la encargada de velar por las armas que se usarían en el plató y Halls fue quien le entregó el arma al actor. Según adujo, Halls le dijo a Baldwin que no había balas de plomo.

«Alguien puso una bala real en un arma. Una bala que ni siquiera se suponía que debía estar allí porque formaba parte del material de utilería”, manifestó Baldwin en la entrevista.

«No más armas en los sets»

El 1º de noviembre pasado, a través de Twitter, Baldwin se había referido por primera vez al trágico incidente. En la red social pidió que no hubiera «más armas en los sets» y definió a Hutchins como «una amiga».

«No estoy autorizado a hacer ningún comentario, porque hay una investigación en curso», afirmó entonces el actor sobre el hecho «horrible» que le tocó atravesar.

«Éramos un equipo muy bien acoplado y luego ocurrió esta horrible tragedia», aseveró en la red social sobre el episodio al que llamó un «caso en tres mil millones», dado que hay accidentes en los sets de vez en cuando, pero ninguno como este».

En aquella declaración por Twitter manifestó además: «¿Cuántas balas se han disparado en películas y programas de televisión en los últimos 75 años? Esto es Estados Unidos y casi todos sin accidentes. Entonces ahora tenemos que entender que cuando las cosas van mal, y son cosas horribles, catastróficas, y que hay que tomar nuevas medidas».

(Pagina/12)

Comentarios Facebook