Autoridades bolivianas presentaron ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) una querella contra exfuncionarios del gobierno de facto de 2019 por crímenes durante su mandato, informó este sábado un medio oficial.  

La presidenta de la Asociación Pro Derechos Humanos Bolivia, Nadesha Guevara, presentó en la sesión 72 del Comité Contra la Tortura la demanda contra la expresidenta Jeanine Áñez y su ministro de Gobierno Arturo Murillo, añadió la Agencia Boliviana de Información. 

Esa sesión de la ONU escogió a Bolivia este año para examinar en la nación andina los hechos de tortura y violencia en el período entre noviembre de 2019 y 2020, durante el mandato inconstitucional de Áñez. 

«La querella penal contra Áñez y Murillo que presenté en esa instancia fue por los delitos de tortura y tratos crueles con delitos conexos», subrayó Guevara en entrevista con el citado medio local. 

A esa instancia de la ONU también recurrió el enfermero Ayben Huaranca, una de las víctimas de aquellos crímenes, explicó la representante boliviana de Derechos Humanos. 

«Ese testigo, quien nos acompañó en la demanda, relató su testimonio sobre los hechos violentos acontecidos en este país en noviembre de 2019 en la región de El Alto», agregó la fuente. 

El relator del organismo para el caso, Rodrigo Jiménez, recordó las prácticas de tortura contra esta víctima y otros actos agresivos como detenciones «que cumplen con todos los elementos de graves violaciones de derechos humanos», indicó Guevara. 

La finalidad de esta querella contra Áñez y Murillo, según la funcionaria, es impulsar desde la ONU las investigaciones para identificar a los autores materiales e intelectuales de las masacres de Senkata, Sacaba, Pedregal y otros hechos criminales. 

(Prensa Latina) 

Comentarios Facebook