La joven Julieta Anahí Ilundain apenas pudo disfrutar unos instantes de su fiesta de quinceañera porque de pronto se cayó al suelo y murió después en el hospital por un paro cardiaco.

El suceso ocurrió el pasado sábado en la localidad de Ingeniero Maschwitz, en Escobar, Argentina, según informan medios locales y nacionales como Clarín e Infobae.

Su localidad ha expresado sentidas muestras de dolor en redes sociales ya que la joven era una reconocida folclorista muy involucrada en actividades municipales. Era Embajadora de la Casa Cultural de Escobar.

La joven, que según la prensa local estaba bailando, cayó al suelo justo cuando se disponía a recibir de manos de su hermano un arreglo floral.

Algunos de los asistentes trataron de reanimarla sin éxito. Enseguida fue trasladada a un hospital, donde a las pocas horas se confirmó su fallecimiento por causa de un paro cardiorrespiratorio.

Su hermano, Jeremías Acosta, de 26 años, publicó una carta en Facebook donde narraba su dolor tras el trágico suceso.

“Te fuiste abrazándome y diciéndome ‘te amo’. Fue lo último que hiciste», escribió el joven.

Y prosiguió: «Un fuerte abrazo al cielo, vas a ser una líder de ángeles como lo eras acá (…) Te amo y siempre te voy a amar hasta el fin de mi vida, mi princesa».

Lo último que hizo Julieta Anahí Ilundain fue abrazar a su hermano Jeremías Acosta. Su familia, su localidad y el circuito folclórico al que pertenecía lloran su muerte.

(Univisión)
 

 
Comentarios Facebook