“El gobierno fantoche del exdiputado Juan Guaidó, creado por obra y gracia de Donald Trump y al que Joe Biden se empeña tercamente en seguir apoyando, se cae como un castillo de naipes, tanto por su cada vez más pronunciada debilidad internacional, como por el colapso de sus apoyos internos”, resumió Miguel Ángel Pérez Pirela al analizar los más recientes acontecimientos de la política venezolana en su programa Desde Donde Sea.   

Se enfocó en dos situaciones que se han presentado en los últimos días: la derrota sufrida por de Estados Unidos en la Organización de las Naciones Unidas en su estrategia de desconocer al gobierno constitucional de Nicolás Maduro; y la renuncia de Julio Borges a su “cargo” de supuesto canciller de Guaidó, dimisión que fue acompañada de la sugerencia de terminar ya con la ficción de la presidencia encargada.  

“En la ONU se dio una decisión por muy amplia mayoría, de forma aplastante, contra el gobierno fantoche de Guaidó y en pro del gobierno constitucional de Nicolás Maduro. De aquellos 60 países que se arrogan la supremacía de la comunidad internacional, solo 16 siguen apoyando a este señor. Además, la otra mano derecha de Guaidó (aparte de Leopoldo López), el pseudocanciller Julio Borges renunció a su supuesto cargo con gravísimas críticas respecto al manejo de bienes del Estado venezolano. Él es copartícipe de ese saqueo, pero trata de deslindarse. Henrique Capriles salió a felicitar a Borges por darle la espalda a Guaidó, mientras otros factores de la oposición lo fustigaron”, señaló el moderador.  

El abreboca del análisis fue, como de costumbre, una ilustración de Iván Lira en la que aparece el Tío Sam enfrentado a Nicolás Maduro, con un globo terráqueo entre ellos. El texto dice: “La ONU reconoce a Maduro y desconoce a EE.UU.”  

Para Pérez Pirela, “el pseudogobierno de usurpación de Juan Guaidó vive sus peores días desde enero de 2019, cuando el exdiputado se autoproclamara, por obra y gracia de Donald Trump, como presidente interino. Al duro revés sufrido por su coalición en los pasados comicios regionales y municipales, se suman más fracturas internas, indisimulables escándalos de corrupción y una creciente pérdida del respaldo internacional. Solo 16 países tienen el tupé de considerarlo presidente encargado mientras los partidos que han encabezado esta aventura, Primero Justicia y Voluntad Popular, salieron destrozados, humillados, vapuleados de las elecciones regionales y municipales. El pueblo les dijo que no quiere más salidas violentas”.  

Un titular de LaIguana.TV resume esta idea: Otro nocáut a Guaidó: ONU ratifica respaldo al gobierno de Maduro (+Votos).  

La nota explica que este lunes 7 de diciembre, la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) ratificó por mayoría aplastante las credenciales presentadas por el Gobierno del presidente Nicolás Maduro, informó el embajador venezolano en esa instancia, Samuel Moncada.   

«Hoy la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó reconocer las credenciales del Gobierno del presidente Nicolás Maduro como representante legítimo de la República Bolivariana de Venezuela. Una victoria del pueblo soberano contra las agresiones coloniales de EE.UU.», expresó el diplomático en Twitter.   

Moncada precisó que solamente 16 de los 193 países que componen el organismo multilateral continúan apoyando a la supuesta representación de Guaidó, que ha pretendido instituirse falsamente como legítima con el respaldo de Washington y otro puñado de naciones.   

Además, aprovechó la ocasión para denunciar las reiteradas violaciones a la Carta de las Naciones Unidas en las que han incurrido Estados Unidos y sus aliados para intervenir en los asuntos internos de Venezuela.   

En un video, Moncada explica que “no existe en el derecho internacional ninguna norma que permita al gobierno de EE.UU. y sus aliados involucrarse en los asuntos internos de la República Bolivariana de Venezuela o de cualquier otro país, desconociendo la voluntad de su pueblo y su soberanía nacional. Tampoco existe la facultad legal para erigirse en árbitro de los otros países miembros de las Naciones Unidas y mucho menos de las democracias a nivel mundial. En tal sentido, su comportamiento como supuesto decisor universal en los procesos electorales de los estados soberanos es una muestra permanente del incumplimiento de sus relaciones internacionales con el propósito de desestabilizar los sistemas políticos alrededor del mundo”.   

Prosiguió el embajador: “La Carta de la ONU no permite la instrumentalización de la Asamblea General para desconocer a las autoridades de sus estados miembros o para imponer criterios selectivos acerca de la democracia. Los EEUU y sus aliados no son la medida del mundo. Al referirnos a las relaciones entre los estados y a la cuestión democrática, no existe un orden normativo distinto al de la Carta de la ONU y el Derecho Internacional. Un supuesto orden basado en normas no acordadas por todos los estados y donde los EEUU y sus aliados imponen sus reglas de comportamiento es una violación de la Carta de la organización. Los EE.UU. no pueden nacionalizar al resto del mundo”.  

El embajador agradeció a los estados miembros de la asamblea por aceptar las credenciales, rechazando las agresiones coloniales contra nuestro país y reconociendo la voluntad del pueblo. “Venezuela es y será siempre libre, independiente y soberana. Esta es la victoria del Derecho Internacional y la autodeterminación de los pueblos”, cerró su discurso el embajador.  

“Palabras contundentes de Moncada a las que hay que agregar que no es que los otros quince países, aparte de EE.UU., apoyen a Guaido, sino que deben ceder ante las presiones y chantajes de Washington. Esa es la cruda realidad”, comentó Pérez Pirela y mostró otro tuit en el cual el representante de Venezuela ante la ONU recordó que Guaidó –a quien tachó de «esclavo colonial creado por Estados Unidos para saquear a Venezuela”– contó inicialmente con el apoyo de 60 países, mientras que, en el presente, esa cantidad se redujo a solo 16.   

Casi en solitario, Washington persiste en apoyar a Guaidó.  

“Este cuadro refleja la soledad, no tanto de Guaidó, López y Borges (quien intenta huir hacia adelante), sino del mismo EE.UU, en términos geopolíticos y geoestratégicos. El gobierno de Joe Biden, de manera testaruda, anacrónica y neocolonial, insiste ya casi en solitario, en mantener su apoyo a Guaidó”, puntualizó el presentador del programa.   

“Así, la semana previa a esta cachetada que le han dado en la ONU, altos funcionarios del Departamento de Estado sostuvieron reuniones con el exparlamentario y con representantes de sus intereses en las conversaciones con el Gobierno bolivariano, que están suspendidas desde inicios de octubre. En esos encuentros, Estados Unidos ratificó su respaldo al pseudogobierno interino y exigió al Ejecutivo Nacional regresar a la mesa de negociación en un lapso perentorio –continuó -. Sí, ¡escucharon bien!: el mismo gobierno de EE.UU. que ha boicoteado todos y cada uno de los intentos de negociación, diálogo y acuerdo, incluyendo el de este año, ahora presiona para que el Gobierno constitucional de Venezuela se siente de nuevo a negociar”.   

Otro titular de LaIguana.TV resume este episodio: Descaro: Ahora EEUU pide a Maduro volver a la mesa de negociación en México (+Saab).   

La nota indica que la subsecretaria de Estado para asuntos políticos, Victoria Nuland, dijo: «Nos reunimos con la Plataforma Unitaria de Venezuela para reafirmar el apoyo de Estados Unidos a las negociaciones. Apoyamos al pueblo venezolano en su lucha por la democracia e instamos al Gobierno de Maduro a regresar a la mesa de negociaciones en beneficio de todos los venezolanos».  

Mostró una foto presentada por Nuland en el tuit. En ella se ven los asistentes al encuentro, entre quienes están el excarcelado Freddy Guevara, envuelto en turbios planes de violencia con conocidos delincuentes de Caracas; los hermanos Guanipa, incluso Tomás, el pseudoembajador en Colombia, que participó en el robo de Monómeros; y Stalin González, quien se ha separado de Guaidó, pero fue su mano derecha durante largo tiempo.   

Trascendió que, además de Nuland y el pseudoembajador estadounidense para Venezuela, James Story, participaron el coordinador de la delegación opositora, Gerardo Blyde, así como Luis Aquiles Moreno, Roberto Enríquez, Mariela Magallanes, Luis Emilio Rondón y Claudia Nikken.   

“Uno se pregunta ¿qué están haciendo en EE.UU. luego de la debacle electoral de sus partidos?”, expresó Pérez Pirela.  

Por su parte, el Gobierno venezolano rechazó la nueva injerencia y denunció que Washington torpedeó las negociaciones y ahora pretende que se reinicien urgentemente. Esto queda expresado en un hilo de Twitter que emitió el canciller Félix Plascencia, en respuesta a Nuland:  

“Aunque todas las opiniones son válidas, algunas aportan nuevos puntos de vista, mientras otras son nulas de toda nulidad. Resulta obvio en cuál grupo se enmarcan los comentarios de la subsecretaria Nuland. No se puede torpedear el diálogo, al mismo tiempo que ‘urgen’ retomarlo”  

“Ha sido el presidente Nicolás Maduro quien ha reiterado los llamados al diálogo a todos los sectores de la oposición y, gracias a ese esfuerzo, hemos logrado que vuelvan a la senda de la democracia. Una muestra clara de que resolveremos nuestras diferencias sin injerencia alguna”, finaliza el mensaje de Plascencia.  

Adicionalmente, Brian A. Nichols, secretario asistente para Asuntos del Hemisferio Occidental de los Estados Unidos, anunció el pasado 3 de diciembre que sostuvo una «buena conversación» con el exdiputado Guaidó, en la que Washington reiteró su «compromiso con el retorno a la democracia en Venezuela».   

«Nosotros apoyamos el importante trabajo que realiza el gobierno interino para forjar un camino a hacia la democracia y poner fin a la crisis humanitaria en Venezuela», aseguró el alto funcionario en un mensaje compartido a través de Twitter.   

Sin embargo, a pesar de todos estos anuncios, analistas estiman que la administración Biden podría estar evaluando lavarse las manos y descartar definitivamente a Guaidó, en virtud de su incapacidad para alcanzar los objetivos para los que se le aupó como «presidente interino».  

“Las malas lenguas dicen que posiblemente a inicios de 2020, EE.UU. decidan acabar con la ficción de Guaidó”, enfatizó el moderador.  

Un nuevo titular de LaIguana.TV se pregunta: ¿EE.UU. busca deshacerse de Guaidó tras sus fracasos?   

La nota indica que en entrevista concedida este lunes a la cadena Hispantv, la analista María Fernanda Barreto aseguró que el así llamado interinato, únicamente sirvió para legitimar las injerencias estadounidenses y el saqueo de los activos de Venezuela en el extranjero, no para deponer a Nicolás Maduro, que supuestamente era su objetivo fundamental.   

Barreto es de la opinión que la Casa Blanca está atrapada en un gran dilema, pues, aunque desea continuar torpedeando a la Revolución Bolivariana, el ala extremista de la oposición no ha podido cumplir con la tarea encomendada. “Una tarea para la cual se robaron miles de millones de dólares y le dieron unas migajas a esta banda”, agregó Pérez Pirela.  

La analista Barreto no quiso adelantar un pronóstico firme, pero vaticinó que, en enero de 2022, Washington podría anunciar una nueva postura sobre el que hasta ahora ha sido su protegido.   

Para ampliar lo dicho por la experta, puso al aire el video de Hispantv en el cual ella afirma que el gobierno interino nunca logró cristalizar en la práctica y solo sirvió para legitimar las acciones injerencistas de EE.UU. y el vulgar robo de los bienes de Venezuela en el exterior.   

“Por supuesto que Julio Borges se ha beneficiado de esos actos criminales, igual que varias entidades financieras, como el Banco de Inglaterra y empresas de EE.UU. y Colombia (con el caso Monómeros). Es eso, seguramente, lo que mantiene a Biden enredado con Guaidó, sin saber cómo darle un final más o menos digno y mantener cierta legitimidad en ese despojo de los recursos de Venezuela. EE.UU. está en un gran laberinto porque no ha logrado doblegar a la Revolución Bolivariana y porque la vía democrática se ha impuesto sobre la violenta, a la que ellos han venido apostando. Además, los sectores opositores a los que han apoyado han sido francamente inútiles, incluso para cohesionar a quienes adversan al Gobierno de Maduro. Por eso lo más seguro es que EE.UU. se deslastrará de Guaidó en enero”.  

Otro de los asuntos en juego es que en las pasadas elecciones regionales y municipales, los partidos de ultraderecha, como Voluntad Popular y Primero Justicia, fueron los grandes derrotados de la jornada, pues los electores de la oposición prefirieron apostar por figuras históricas ligadas a la socialdemocracia derechizada.   

“Además, la concurrencia de prácticamente todos los sectores políticos a las elecciones y la nuevamente comprobada transparencia del sistema electoral venezolano, derrumbaron sin remedio la narrativa según la cual el Gobierno carece de respaldo popular y mostraron la hipermegafragmentación de las fuerzas opositoras, obra y gracia de Leopoldo López, Juan Guaidó y otros personajes. La oposición tiene solo dos años para unificarse hacia una elección presidencial. ¿Lo hará? Tal parece que no”, acotó el conductor de Desde Donde Sea.  

En la continuación del video de Hispantv, Barreto dice que las elecciones del 21-N mostraron que la democracia venezolana funciona muy bien, con un sistema electoral envidiable. “También se cumplió lo que ya sabíamos, que esta sería la estocada final a la narrativa de un gobierno interino que nunca logró un ápice de poder en Venezuela. Igualmente queda en evidencia la división de la oposición, que obedece a su incapacidad para forjar un proyecto colectivo. Cada uno defiende sus intereses. Al analizar quiénes ganaron por la oposición, vemos a cuadros que pertenecen a la socialdemocracia y no a la nueva generación de partidos de corte neofascista a los que pertenecen Borges y Guaidó. Es un mensaje que ellos mismos tienen que analizar porque ni aun el pueblo opositor que acudió a las elecciones cree en ellos”, subrayó Barreto.  

Borges abandona el barco del interinato  

Por si el panorama no fuera suficientemente complicado para Guaidó, Julio Borges, quien venía ejerciendo labores como «representante de relaciones exteriores» de su pseudogobierno, anunció su renuncia el pasado domingo 5 de diciembre.   

Así lo registró el titular de LaIguana.TV: Julio Borges «renunció» a su supuesto cargo y pidió eliminar el «interinato» de Guaidó.  

En el cuerpo de la noticia se señala que, en una rueda de prensa transmitida vía Zoom, Borges admitió que el ala extremista de la oposición aglutinada en torno a Guaidó perdió respaldo internacional en virtud de la multitud de escándalos de corrupción que protagonizaron sus dirigentes y acusó a su colega exdiputado de pretender perpetuarse en el poder. En su criterio, el así llamado «gobierno interino» debe desaparecer.   

“Lo de perpetuarse en el poder se lo habíamos oído a gente como Borges, referido a Hugo Chávez y a Maduro, pero ahora se lo aplican a su propio presidente interino”, ironizó Pérez Pirela.  

Mostró un video con las declaraciones de Borges en las que afirma que “para lograr eso (rescatar la fe en la lucha por derrocar a Maduro) también hay que dar pasos de reforma a todo lo que se ha llamado gobierno interino, que tiene un sentido como instrumento para salir de la dictadura, pero en este momento, en nuestro modo de ver, se ha deformado y se ha convertido en una especie de medio en sí mismo, un fin en sí mismo, una casta que está existiendo allí, que se ha profesionalizado, se ha burocratizado un espacio que no está cumpliendo su manera de ser».  

Pidió colocar al aire de nuevo el mismo video porque “después de golpes de Estado, bloqueos, sanciones, invasiones; después de haberle cortado la luz al país, después de habernos malpuesto diplomáticamente y mediáticamente, después de tanto acoso, este dirigente de ese grupúsculo de extrema derecha sale a decir esto para lavarse las manos”.  

Insistió en que lo más irónico es que Borges esté tratando de deslindarse de los manejos dolosos de los activos venezolanos en el extranjero, de la corrupción, a pesar de que fue un alto personero del pretendido gobierno interino y de encontrarse en Colombia, donde se verificó uno de los grandes robos de empresas venezolanas, el de Monómeros, solo superado por el de Citgo, en EE.UU.   

“Recordemos que Humberto Calderón Berti era supuesto embajador en Colombia y renunció por el caso de Monómeros, mientras Borges era ‘canciller’ y estaba también en Bogotá, por lo que fue partícipe al menos del robo de Monómeros. Nada de lo que pasó le era ajeno a este señor que fue parte de la cúpula más cercana de Guaidó”, aseveró Pérez Pirela.  

Señaló directamente a Voluntad Popular, partido de Leopoldo López y Juan Guaidó, de manejar los recursos del estado de manera poco transparente.   

Un segundo fragmento del video de Borges lo muestra diciendo que las investigaciones deben tocar principalmente el partido de Juan Guaidó para que pueda haber transparencia. “Ustedes conocen el informe de Transparencia Internacional, una ONG de prestigio internacional, los invito a leerlo, en el que se dice que el manejo de los activos y cuentas no tuvo rendición de cuentas. Nosotros no podemos seguir formando parte de una estructura que lamentablemente ha utilizado los activos de los venezolanos para fines personales y para provecho personal”.  

Pérez Pirela comentó que “se trata de una confesión, y como se dice en Derecho, ‘a confesión de parte, relevo de pruebas’. Este señor se da el tupé de hablar de Monómeros como si no hubiese tenido nada que ver con el manejo de esa empresa, a pesar de que lleva años allá en Colombia, amparado por el gobierno de Uribe y Duque. Imagínense la indignación que esto puede generar en las venezolanas y los venezolanos que tuvimos que soportar todas las calamidades causadas por este grupúsculo”.  

Borges no se conformó con dimitir y anunció que el martes 7 de diciembre se presentaría ante el grupo de exparlamentarios que secundan a Guaidó y que pretenden seguir siendo la Asamblea Nacional de Venezuela, para entregar formalmente su renuncia y proponer «un paquete» de reformas al pseudogobierno interino.   

El titular de LaIguana.TV lo plasmó de esta manera: Tras su renuncia al «interinato»: Borges le lanzará un paquetazo a Guaidó.   

El texto de esa nota precisa que, según el dirigente derechista, la iniciativa persigue «buscar cambios estructurales», en tanto el así denominado gobierno interino «ha derivado en una instancia que ha propiciado inaceptables acciones de corrupción que lastiman gravemente la lucha democrática».   

En su criterio, estos fallos alejan al ala extremista de la oposición de su supuesto «objetivo de libertad», que este sector político entiende como el derrocamiento del presidente Nicolás Maduro.   

Borges aprovechó para reiterar que el pseudogobierno se había «convertido en un fin en sí mismo que se busca prolongar indefinidamente» y que se había enfocado en «en la administración de activos y juicios», en desmedro del precitado objetivo político.   

Borges también sindicó directamente a Guaidó de dirigir «la lucha política fuera de nuestras fronteras» y de dividir a quienes apoyan la idea de desbancar por la fuerza al gobierno del presidente Nicolás Maduro.   

“Traducido a palabras más directas, lo que dijo es que no estaban pendientes de tumbar a Maduro, sino de llenarse los bolsillos a través del robo de los activos de Venezuela, de juicios fantoches, ejecutados a través de grises jueces burócratas en Inglaterra o EE.UU. que con una decisión y una firma se apoderaron de nuestras riquezas nacionales”, resalto el moderador.  

Observó que está confrontación deja en evidencia que Guaidó está cada vez más solo, mientras a Borges casi todos le tiran piedras desde el lado opositor, pues recibió repudio y críticas de casi todos los partidos antichavistas.  

La excepción está en el lado de Primero Justicia, donde la salida de Borges del pseudogobierno interino ha supuesto una especie de aire fresco, con la que pretenderían hacer un borrón y cuenta nueva de cara a las elecciones presidenciales de 2024, al tiempo que se deslindan de un asunto por el que han tenido que pagar un precio enorme en términos electorales.   

“Eso es lo que pretenden, que aquí no ha pasado nada, no se robaron miles de millones de dólares, no hubo magnicidio ni invasiones ni golpes”, recalcó Pérez Pirela.   

Henrique Capriles Radonski, excandidato presidencial y una de las cabezas de ese partido, que estaba separado de Borges, respaldó la decisión de este, toda vez que con la denuncia y sus declaraciones se alinea con las abiertas críticas de Capriles al ‘interinato’. Capriles había tratado de que sus cuestionamientos no salpicaran directamente a Borges, a pesar de que este ha estado embarcado en la aventura sediciosa con Guaidó desde el primer día.   

En Twitter, Capriles apuntó que Borges –quien es el coordinador nacional de Primero Justicia– había dicho «muchas verdades» en las últimas horas. «Nadie debe sentirse ofendido al oírlas y tiene todo el apoyo», añadió.   

“Esto me huele a que Capriles se va a traer a Borges a Venezuela y eso abre un grandísimo signo de interrogación. ¿Irá preso? –se preguntó Pérez Pirela-. Bueno… Guaidó está en Venezuela y no está preso”.  

Analistas como María Fernanda Barreto consideran que se trata de un esfuerzo desesperado de Borges y de su partido en aras de salvaguardar su propia supervivencia política.   

A su juicio, estos dirigentes estarían pretendiendo lavarse la cara y erigirse como referentes morales, de cara al ‘lawfare’ que pretenden emprender contra el presidente Nicolás Maduro en cortes internacionales por supuestas violaciones masivas a los derechos humanos.   

En video de Hispantv, Barreto asegura que EE.UU. busca deshacerse de Guaidó tras sus fracasos:  

«Se está tratando de construir un lawfare contra el presidente Nicolás Maduro y en esa construcción hay un grupo de dirigentes de derecha que quieren aparecer como gente que tiene autoridad moral para acusar al gobierno legítimo y legal. Evidentemente, los desastres que han estado ocurriendo en el gobierno interino, aventuras como la Operación Gedeón y el robo descarado que ya muchos sectores de los propios EE.UU. han venido denunciando, hacen que sea mejor para ellos separarse de ese gobierno interino, que se desmorona y que va quedar con una serie de errores que tal vez merezcan de parte de ellos mismos acciones legales para sustentar la narrativa contra el gobierno bolivariano. Simplemente, Guaidó lo ha hecho muy mal y Primero Justicia, Borges y otra gente que se ha lucrado quieren saltar del barco antes de que termine de hundirse, pero bien que han disfrutado hasta ahora el viaje en ese barco y bastante que se han lucrado también».  

Pérez Pirela hizo un breve paréntesis, aprovechando la mención de Barreto al lawfare. “Este tema vale para todos y para todas. Para mi gusto hay demasiadas inhabilitaciones políticas en el aire, muchas de las cuales son completamente injustificadas”, declaró.  

Llamado a que haya justicia  

Al continuar reseñando las reacciones de grupos opositores, Pérez Pirela dijo que se trata de un dato clave del momento político porque desde las oposiciones, y ya no solo desde el chavismo, se está exigiendo justicia para Guaidó y su combo.  

Reacciones como las del partido demócrata cristiano Copei o del diputado de oposición Luis Eduardo Martínez abonan al menos parcialmente a lo sostenido por Barreto, pues no dudaron en denunciar el intento de Borges por salir indemne de los escándalos de corrupción que salpican al «interinato».   

Otro titular de LaIguana.TV así lo refleja: «No llamamos al odio, sí a la justicia»: Copei exige que el «interinato» de Guaidó no quede impune.  

Juan Carlos Alvarado, secretario general de Copei, demandó este lunes que las acciones cometidas por personeros del pseudogobienro de Guaidó no queden impunes.   

«Espero que el Gobierno nacional y todas las instituciones los hagan pagar sus responsabilidades, que no quede en vano o en impunidad el daño que le han hecho a la nación, no llamaremos al odio, pero sí al ejercicio de la justicia», dijo durante una rueda de prensa.   

Alvarado también la emprendió contra Borges, a quien acusó directamente de estar implicado en los manejos corruptos que el grupo derechista ha hecho de los activos de Venezuela en el extranjero.   

«A veces uno tiene que hacer un ejercicio de autoevaluación, hablar de un gobierno interino que ha sido corrupto durante tres años y darte cuenta de esto hace 24 horas, te hace parte de la complicidad», señaló al respecto.   

Por su parte, Luis Eduardo Martínez, parlamentario por el partido Acción Democrática, en una entrevista concedida este lunes aseveró que los tres años de interinato habían dejado consecuencias «graves y delicadas» para Venezuela.   

«Son millones de dólares que se han perdido en aras de mantener esa figura de nada. Es raro que, hasta ahora, ninguno de los vinculados ha abierto la boca, no ha habido ninguna respuesta, deberían pronunciarse hoy», agregó.   

“Del lado de Guaidó tenemos algo realmente risible: la oficina de prensa anunció que ‘la oficina adjunta de relaciones exteriores reemplazará temporalmente a Borges en la conducción de las relaciones exteriores del gobierno interino con aliados del mundo democrático’ –reseñó Pérez Pirela-. Bueno, a juzgar por la votación en la ONU, este grupo de aliados está limitado a 16 países de los 193 que conforman la comunidad internacional”.   

“En conclusión, se cayó cual castillo de naipes de este pseudogobierno, lo que se evidencia porque ya empezaron a echarse mutuamente la culpa. Es un espectáculo propio del tiempo de postmegaelecciones. Estas últimas semanas de 2021 y los primeros meses de 2022 van a estar caracterizadas por un verdadero atajaperro de los opositores”, profetizó.  

Interacción  

Durante la transmisión, la audiencia participó con comentarios y apreciaciones elogiosas, como la de Álvaro Mejía, quien dijo que Desde Donde Sea “es el único programa que da la verdadera información”.  

Se registraron dos contribuciones monetarias. Una de ellas, el usuario llamado Psicoviatorem por parte de un usuario que dijo que, luego de tres años en Canadá, había logrado reunirse con su madre y quisieron compartir una cena de Navidad adelantada con el equipo que elabora el programa. Pérez Pirela les agradeció y le pidió darse mucho calor de familia para enfrentar las bajas temperaturas del país norteño. La otra contribución monetaria y mensaje de apoyo llegó de parte del usuario Pedro Franco.  

Durante el programa, Pérez Pirela informó que los dos programas restantes de la semana serían con invitados de lujo: el prominente intelectual venezolano Vladimir Acosta para una conversación de orden teórico y político y acerca de su nuevo libro; y el argentino Atilio Borón, uno de los pensadores más importantes de nuestra América.   

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook