#LoÚltimo
"El 72% de los venezolanos votará en presidenciales": Encuestadora reveló quién lidera | Ojo: Estos sectores de Vargas estarán sin agua por avería en tubo matriz (+Comunicado) | “Acabaste con la AN como lo hiciste con AD”: Diosdado a Ramos Allup | "Ya no se les cree nada": Opositores insultaron a Lilian Tintori por llamar "Héroe" a Leopoldo | "Estafadores": Sepa lo que denunció la viuda de Oscar Pérez sobre "donaciones" en su nombre | El Maestro Juan Vicente Torrealba cumple 101 años hoy: Acá su historia (+Música) | ¿Novio mayor y millonario? Exmiss venezolana contestó a críticas de "bendecida y afortunada" (+Foto) | Conozca quiénes son los masones y por qué están rodeados de secretismo y polémica | La reacción de tuiteros ante propuesta de hacer elecciones parlamentarias junto a Presidenciales | Facebook en crisis: Menos Like y todas sus consecuencias | ¿Participarán en las presidenciales? Caldera dice que MUD está "muy cerca de una decisión unitaria" | ¿GNB y guerrilleros? Padrino López respondió a Santos sobre venezolanos muertos en Colombia | "La oposición ya perdió las presidenciales por no tener un planteamiento claro": Sepa quien lo dijo | ¿Para que sirve el nuevo carnet del Psuv? | Antes y después: Reapareció la protagonista de “La laguna azul” e impactó a todos (+Fotos) | Almagro pidio a países aplicar más sanciones "amplias y fuertes" contra Venezuela | Incautados más de 204 millones de bolívares en efectivo en Portuguesa (+Fotos) | Pillaron a esta profesora semidesnuda con uno de sus alumnos en un carro (+Foto) | Foto: Este ladrón motorizado ofrece atracos falsos para que quedes "como un héroe frente a la novia" | Mataron a Sylvester Stallone en Twitter y el actor respondió con esta foto en Instagram | CNE propuso a Rodríguez Zapatero como jefe de la misión de acompañamiento de la ONU | Diplomático peruano criticó acciones de su Gobierno por "desinvitación" de Maduro a la Cumbre |
Díaz Rangel: Campaña contra Venezuela tan sistemática, continuada e ininterrumpida desde el exterior
domingo, 1 de marzo 2015
La Iguana Facebook
La Iguana Google Plus

hugo.jpg

No creo exagerar, pero desde el ascenso de Hugo Chávez al poder (1998), el proceso revolucionario que él, y ahora Nicolás Maduro, han dirigido, vivió severos momentos de inestabilidad hasta que en abril del 2002 fue derrocado, hecho preso y confinado a la isla La Orchila; a las 47 horas, el pueblo y la Fanb lo rescataron y regresaron a Miraflores. El caso es que nunca se había soportado una campaña desde el exterior tan sistemática, continuada, coherente, ininterrumpida, alineada y encadenada, como esta de ahora, y exceptuando los primeros años de la revolución cubana, nunca se vio en toda América Latina. No es fácil comparar, eran tan distintas las condiciones con la existencia de dos bloques hegemónicos.

 

Hoy, esa ofensiva se desarrolla con activa y planificada participación del sector público y del sector privado. Cuando hablamos del primero, lo estamos haciendo de la Presidencia, del Pentágono, el Departamento de Estado de EEUU y el Comando Sur a la vanguardia; de la ONU, la OEA, la Unión Europea, los gobiernos de algunos países, partidos y dirigentes políticos de la derecha, y en relación al sector “privado”, se incluyen los poderosos servicios informativos internacionales, encabezados por CNN y las agencias (AP, Reuters, AFP, etc), capaces de difundir sus noticias (podría entrecomillarlas si es su gusto) por todo el mundo; algunos de los más importantes e influyentes medios de comunicación, como The New New York Times y The Washington Post, cadenas de TV y de radio y varios europeos. Los mismos países e instituciones que apenas se preocupan de los 43 estudiantes desaparecidos en México, y que no levantaron la voz cuando la represión en Venezuela cobró la vida de centenares de personas durante “el Caracazo” de hace 26 años, hoy muestran congoja, alarma, angustia por “la violencia en Venezuela”!!

 

Sin embargo, ni en esos momentos de abril del 2002, ni posteriormente con el sabotaje petrolero cuando la producción bajó de casi tres millones a ¡25 mil barriles diarios!, del paro patronal que duró 62 días completos, lo que no hubiera soportado ningún gobierno; ni en la época de las guarimbas y del “alzamiento” en la plaza Altamira, en ninguno de esos días y esas semanas hubo una campaña exterior tan feroz, perversa, sistemática, como la que estamos viviendo ahora.

 

Como tengo escrito, las condiciones son distintas. No se puede comparar abril 2002 con este 2015.

 

En primer lugar, la unidad cívico-militar, el grado de conciencia de la Fanb, de su jerarquía y de sus tropas, como no lo hubo antes, no obstante su vulnerabilidad puntual y los insistentes esfuerzos de la CIA y el Pentágono por infiltrarlas, quizás algunos exitosos; la organización popular, de sus estructuras, aunque no hayan alcanzado nivel óptimo, y la capacidad de movilización a cada rato demostrada otra vez ayer, y la solidaridad regional. Entre las debilidades, como tanto lo reiteró el presidente Chávez, la política comunicacional no logra los efectos deseados para enfrentar tan feroz ofensiva.

 

Internacionalmente, hoy no solo existen la Celac, la Unasur, la Alba, la Caricom, e incluso el Mercosur, que no obstante la diversidad de cada entidad han reafirmado su apoyo y advertido sobre los efectos y reacciones si se produjera un golpe de Estado en Venezuela, y en ese mismo sentido han opinado en el Caribe angloparlante. Habría que añadir un área mundial más amplia, conscientes como están de los intentos de Washington por aislar a Venezuela.

 

En respuesta a esa política y a tales riesgos, hace poco, el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, aseguró que “defender la democracia en Venezuela es también hacerlo por la paz en la región”. ¿La Casa Blanca habrá pensado en la reacción latinoamericana y caribeña si aquí se produjera un golpe de Estado?

 

Hoy asume la Presidencia de Uruguay Tabaré Vázquez, otra vez electo. Le entregará Pepe Mujica, un excepcional jefe de Estado. ¿Y ustedes saben a quién envió Obama como su representante en esos actos? A Norman A. Bailey. Les extrañará ese nombre. Se trata del personaje que designó el presidente Bush en 2006 para que dirigiera una división especial de la CIA que tenía como misión “neutralizar al presidente Chávez” y “provocar el fracaso en la construcción del ‘socialismo del siglo XXI’”. Pepe fue noticia cuando declaró que en Venezuela había posibilidad de un golpe de Estado, pero de militares de izquierda. Yo que creía que con su sabiduría había conocido mejor este país. Después, ayer, vino la enmienda, llamando la atención sobre los intentos conspirativos: “buscan desestabilizar a Venezuela”, dijo.

 

Otra de esas noticias que uno no sabe por qué las agencias ocultan, fue la llegada en pequeñas porciones de infantes de Marina a Lima enviados, por supuesto, desde EEUU para combatir el terrorismo y el narcotráfico. Tanto el presidente Humala como el Congreso aprobaron “la visita”. Totalizarán 3.200, pero la prensa peruana apenas ha informado, y los servicios internacionales -CNN y etc.-, que están en todas partes, tampoco han dicho nada.

 

Felicitaciones al equipo de Radio del Sur con motivo de su quinto aniversario esforzándose por ofrecer otras versiones de lo que sucede en América Latina
y el Caribe.

 

En el tradicional Hotel Nacional de La Habana, y ante un público de gente del beisbol, fue bautizado “Venezuela-Cuba 80 años de Rivalidad Beisbolera 1934-2014”, de Javier González y Carlos Figueroa Ruiz, edición Caracas-La Habana. Valioso por la cantidad de hechos inéditos producto de la investigación, entre los cuales hay que rescatar el primer partido de equipos cubano (Almendares) y venezolano (Concordia), ganado por Cuba 19 a 17, jugado el 11 de marzo de 1934 en San Juan, Puerto Rico. Entonces comenzó esa confrontación que, por ahora, cerraron en la misma ciudad “Caribes” y “Pinar del Río”, también ganado por los cubanos, en la recién finalizada Serie del Caribe. El libro está profusamente ilustrado con fotografías, algunas difundidas por vez primera en Venezuela. El prólogo es del embajador en Cuba, Alí Rodríguez Araque. Pero les advierto que no busquen los resultados de esa rivalidad, porque no los encontrará por ningún lado. Se supone que aventaja a Cuba.

 

(ÚN)