Han pasado varios días desde que Britney Spears se enteró de que su hermana Janie Lynn Spears habla de ella y de su relación en su reciente libro Things I Should Have Said (Cosas que debería haber dicho), texto que ha promocionado en medios de comunicación y en los que ha aprovechado para mencionar detalles sobre la princesa del pop.

La primera reacción de Britney Spears llegó luego de que su hermana fuera invitada al programa Good Morning America. En el libro Jamie Lynn cuenta, entre otras cosas, que su hermana tenía comportamiento errático e incluso “paranoico”. Además, describió en su obra que “Britney la encerró en una habitación y la amenazó con un cuchillo”.

La cantante, al leer tales aseveraciones, se defendió: “Ella nunca estuvo muy cerca de mí. Entonces, ¿por qué está hablando de eso a menos que quiera vender un libro a costa mía? ¿De verdad?”, escribió Britney en uno de sus primeros mensajes.

“Jamie Lynn, te felicito nena. Lograste desbloquear otro nivel de bajeza. Nunca estuve cerca de ti con un cuchillo ni tampoco se me hubiese ocurrido hacer algo así. Por favor, detente con estas locas mentiras para los libros de Hollywood. Ahora y solo ahora, sé que solo una basura podría decir cosas similares sobre mí”, agregó la intérprete de Toxic en Twitter.

En esa red social, Britney continuó compartiendo imágenes de textos en los que manifestaba su malestar.

“Estoy muy confundida al verte en ese lugar porque, honestamente, no tiene nada que ver con quien creía que eras (…) Felicitaciones por hacerle conocer a tu hermana mayor el concepto de ‘caer cada vez más bajo’, porque esta vez te lo ganaste, bebé”, dijo.

Jamie Lynn, por su parte, no guardó silencio ante la arremetida de Britney.

“Odio reventar la burbuja de mi hermana, pero mi libro no es sobre ella. No tengo la culpa de haber nacido como una Spears también y que algunas de mis experiencias involucren a mi hermana. He trabajado duro desde antes de ser adolescente. He construido mi carrera a pesar de ser solo la hermana menor de alguien”, escribió Jamie Lynn, conocida por su trabajo en Zoey 101.

Ella continuó: “No hay bandos y no quiero drama. Pero digo mi verdad para sanar mi trauma, para poder cerrar este capítulo y seguir adelante. Yo deseo que mi hermana pueda hacer lo mismo. No importa lo que pase, siempre amaré a mi hermana mayor y estaré aquí para ella. Es hora de poner fin al caos malsano que ha controlado mi vida durante tanto tiempo”, replicó CNN.

Un poco de calma

Sin embargo, el tema no quedó ahí. Entre el 13 y el 15 de enero, Britney continuó utilizando su plataforma de Twitter para contar cómo la hacía sentir lo que estaba pasando. Sus mensajes bajaron de tono.

“Jamie Lynn, no creo que tu libro sea sólo sobre mí. Dije algunas cosas hirientes porque obviamente me lastima lo que estás diciendo sobre mí”, empezó.

“Cuando dije que solo una basura puede decir algo semejante sobre alguien, podría jurar que pensé: ‘Pero tú no lo eres’. Pero no tiene ningún sentido para mí todo lo que estás diciendo”, prosiguió.

“Sé que trabajaste duro por tu vida y lo que lograste es increíble. Pero creo que vas a estar de acuerdo conmigo en el hecho de que nuestra familia nunca fue ni remotamente tan dura contigo como lo fue conmigo. Lo que papá me hizo es algo que ni siquiera le hacen a los criminales. Así que cuando tú te sientas y actúas completamente distante con lo que me ha sucedido, me resulta honestamente insano”, expresó.

Sus palabras han sido replicadas por medios internacionales, entre ellos, El Universal de México.

“¿Conoces a alguien que haya trabajado tan duro como yo lo hice? Dediqué muchas horas durante estos 13 años solo para que me envíen lejos durante cuatro meses sin ningún motivo. Y no contaré, siquiera, lo que me hicieron en ese lugar. Les tomó años darme una taza de café. Gente que ha matado a otros y está en la cárcel, o están sentenciados a muerte pueden tener tanto café como quieran. Así que, ¿por qué carajo mi propia familia me escondía el café?”, expresó.

En otros extensos mensajes, Britney Spears se desahogó sobre todo lo que vivió en los últimos años y la falta que le hizo el no contar con el apoyo de su familia, incluida su hermana Jamie Lynn.

“Ustedes no hicieron absolutamente nada hasta hace un año. Dije algo en Instagram y tú y Bryan (el hermano de ambas) aparecieron en mi casa… ¡Por un posteo de Instagram! Eso es lo que me da más tristeza. ¿Por qué? Porque yo te necesitaba mucho antes y el hecho de que ustedes aparecieran riéndose en mi portón, en lugar de haber estado junto a mí mucho tiempo antes, me pone muy triste.

“Ya no me importa. Di lo que quieras. Sólo ten en cuenta que conozco tu corazón más que nadie. Te mereces tener una hermosa vida. Desearía poder hacer lo que tú estás haciendo y dar entrevistas, pero me aterra la idea. Te admiro por ser fuerte. Te amo y creo que lo sabes”.

Tras lo ocurrido, Jamie Lynn bloqueó la opción para que las personas hagan comentarios en sus redes sociales. Usuarios le reclamaron de querer lucrar a costa de su hermana, dijo El Universal.

(Nación)

Comentarios Facebook