El presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, anunció este jueves que las fuerzas armadas de su país no integran las operaciones militares especiales desplegadas por Rusia en Ucrania.

En un encuentro con los altos mandos del ejército bielorruso, el mandatario afirmó que: «Nuestras tropas no participan en esta operación».

Por otro lado, aunque desde Ucrania aseguran que Rusia emplea el territorio bielorruso con el fin de penetrar en Ucrania, las autoridades de Minsk han negado cualquier vínculo con las maniobras militares que Moscú ejecuta actualmente.

En este sentido, el presidente bielorruso, teniendo en cuenta la información detallada ofrecida por su homólogo ruso, Vladímir Putin, confirmó que el objetivo de Rusia es «poner fin al genocidio de la población en las regiones de Donetsk y Lugansk».

Al mismo tiempo, Lukashenko instó al diálogo entre las partes en Minsk. A su vez, aseveró que Moscú realmente no tiene planificado invadir a Ucrania al afirmar que «nadie planea imponer sus fuerzas y Gobiernos ahí».

Esto ocurre en medio de un escenario matizado por el anuncio del presidente ruso con respecto a la realización «una operación militar especial» en defensa de Donbás. En un mensaje especial a la nación; Putin señaló que el objetivo es «proteger a las personas que han sido objeto de abusos y genocidio por parte del régimen de Kiev durante ocho años».

Por su parte, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, comunicó este jueves que los países miembros de la alianza militar iniciaron la activación del plan de defensa.

(teleSUR)

Comentarios Facebook