El boxeador cubano Yordenis Ugás se recupera de las lesiones que sufrió en el rostro, en especial en su ojo derecho, durante la pelea del pasado 16 de abril, cuando perdió por nocaut ante Errol Spence Jr. A pesar de ello, ya se prepara para volver al cuadrilátero.

En conversación con el sitio especializado BoxingScene, Ugás dijo que las últimas radiografías y exámenes médicos demuestran que su ojo «está sanando bien» y mejorando, por lo que lanzó un reto a Keith Thurman Jr. para una próxima pelea.

«Keith Thurman es uno de los mejores peleadores de nuestra era y creo que una pelea con él sería algo que los fanáticos disfrutarían. Somos unos guerreros y llevaríamos mucha emoción al ring», comentó el cubano.

El propio Keith Thurman Jr., quien dijo antes que Ugás es «un peso wélter muy grande y tiene un gran alcance», había comentado que él debió ser el retador de Errol Spence, en vez del cubano.

«Es muy importante volver este año, volver con fuerza para poder hacer una declaración y demostrar que soy uno de los mejores pesos welter de la división de peso welter de hoy», dijo Thurman Jr.

Keith Thurman Jr., de 33 años, tiene un registro de 29 victorias (22 por KO) y una sola derrota, en este caso contra Manny «Pacman» Pacquiao en 2019, el rival al que Ugás venció en 2021.

Según Ugás, su regreso a los entrenamientos podría demorar unos tres meses.

«Gracias a todos los que están enviando sus oraciones. Mi ojo estuvo cerrado y sangrando por casi 40 horas, parecían lágrimas de sangre, pero ahora está abierto. En los próximos días, con el favor de Dios, la hinchazón y los hematomas estarán a cero», indicó Ugás el sábado a través de su perfil de Twitter.

El pugilista acompañó su publicación con una foto donde se muestra la hinchazón que todavía tiene en el ojo que más sufrió los golpes de su contrario.

«Creo que estuve en una pelea competitiva hasta el séptimo round. Luché tres rondas más con mi ojo así, soy un guerrero y no importa el dolor, no importa cuán fuerte me golpee Spence, nunca, nunca me rendiría. Gracias a todos», agregó.

La derrota frente a Spence fue el primer nocaut técnico de la carrera del santiaguero de 35 años y poco más de una década en el boxeo profesional.

Ugás logró llegar a Estados Unidos en 2010, tras varios intentos de salida ilegal de Cuba, que lo costaron días de prisión, luego de ganar el bronce olímpico en Beijing 2008.

Luego de 11 victorias consecutivas en su debut profesional, sufrió cuatro derrotas que lo hicieron retirarse del boxeo. En su retorno, fue nombrado campeón de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), mediante un sistema que despojó al legendario púgil filipino Manny Pacquiao de su cinturón por inactividad, en enero de 2021.

En agosto, Ugás derrotó a Pacquiao por decisión unánime de los jueces, con lo que se legitimó como campeón. Escaló el ring con la frase «Patria y Vida» escrita en los shorts.

(Diario de Cuba)

Comentarios Facebook