El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), viajó este lunes a la capital estadounidense, Washington, para sostener un encuentro este martes con el presidente Joe Biden.

De acuerdo con el programa entregado a los medios de prensa, el jefe de Estado se reunirá primero con la vicepresidenta, Kamala Harris, para a continuación entrevistarse con Biden.

AMLO es acompañado por una comitiva integrada por la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier; el de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Manuel Villabos, y el canciller, Marcelo Ebrard.

También viajó a Washington su esposa, Beatriz Gutiérrez Muller, quien conversará con la esposa de Biden, Jill Biden, sobre el tema educativo.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), viajó este lunes a la capital estadounidense, Washington, para sostener un encuentro este martes con el presidente Joe Biden.

De acuerdo con el programa entregado a los medios de prensa, el jefe de Estado se reunirá primero con la vicepresidenta, Kamala Harris, para a continuación entrevistarse con Biden.

AMLO es acompañado por una comitiva integrada por la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier; el de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Manuel Villabos, y el canciller, Marcelo Ebrard.

También viajó a Washington su esposa, Beatriz Gutiérrez Muller, quien conversará con la esposa de Biden, Jill Biden, sobre el tema educativo.

Se prevé que López Obrador también rinda homenajes a Franklin D. Roosevelt y a Martin Luther King, y se reúna con empresarios de ambas naciones, en un encuentro que es organizado por el Consejo Coordinador Empresarial.

Según medios de prensa, el tema migratorio ocupará un lugar central en la agenda del mandatario mexicano, aunque no será el único. En su encuentro con los medios, este lunes, AMLO expresó que también abordarán las acciones para enfrentar la coyuntura inflacionaria y la seguridad.

Puntualizó que ahora entre los dos países hay una relación de respeto y buena vecindad, y que se pretende alcanzar acuerdos que beneficien a ambos pueblos sobre la base de la soberanía.

Al respecto, señaló que existen permanentes vínculos económicos y comerciales y que han surgido numerosas oportunidades para invertir en México a partir de la crisis económica actual y la inflación.

Reconoció que personal de la Administración de Control de Drogas de EE.UU. (DEA, por su siCrgla en inglés) se mantiene trabajando en México, pero dentro de un marco legal diferente, que les impide actuar por su cuenta, ordenar acciones al Gobierno mexicano y violar la soberanía.

Sobre los movimientos de personas entre ambos países, precisó que México insistirá en ordenar y legalizar el flujo migratorio para, entre otras cuestiones, ayudar a solucionar un problema estructural de la economía estadounidense, el déficit de fuerza laboral

A partir de ello, valoró la urgencia de una transformación en materia migratoria aunque los sectores conservadores se opongan a ello, pues se requieren cambios audaces o no habrá porvenir, dijo.

(teleSUR)

Comentarios Facebook